martes, 10 de mayo de 2016

Demandan a Starbucks por poner demasiado hielo a sus bebidas

La demandante alega que la cadena de cafés no cumplió con lo que promete en sus promociones. Aparentemente la bebida grande que compró no alcanzó los 420 mililitros por la cantidad de hielo, cuando la empresa se compromete a servir 600 mililitros en dicha presentación

Una mujer de Illinois ha interpuesto una demanda que ha dejado fría a la cadena de cafeterías Starbucks. La consumidora exige una compensación por la alta cantidad de hielo que la empresa de la sirena pone en sus bebidas, bebidas en detrimento de la cantidad neta que se promete en cada especialidad. Según la cadena de televisión CNN, que tuvo acceso a la demanda, presentada en Chicago, el texto apunta que Starbucks anuncia sus bebidas frías informando de la cantidad de líquido que estas contienen, pero que luego esa cifra sólo se alcanza si se tiene en cuenta el hielo. La afectada, Stacy Pincus, (quien podría obtener una compensación por 5 millones de dólares ante el daño moral ocasionado por la firma) alega que la bebida grande que compró no alcanzó los 420 mililitros por la cantidad de hielo, cuando la empresa se compromete a servir 600 mililitros en dicha presentación.

"Starbucks está anunciando el tamaño de los vasos de sus bebidas frías en el menú, en lugar del volumen de líquido que el cliente recibirá cuando compre el producto, y con ello defrauda a sus clientes en el proceso", argumenta la demanda presentada por la usuaria de Starbucks Stacy Pincus. Uno de los tamaños más habituales para las bebidas en las cafeterías de esta cadena, por ejemplo, se anuncia con una capacidad de 24 onzas líquidas (709 mililitros), pero de acuerdo con el texto presentado por Pincus sólo contiene 14 onzas (414 mililitros) de líquido, siendo el resto hielo. "Nuestros clientes entienden y ya se esperan que el hielo sea un componente esencial de cualquier bebida con hielo. Si un cliente no está satisfecho con la preparación de su bebida, nosotros lo reharemos encantados", dijo a CNN la portavoz de Starbucks Jamie Riley.
Esto podría suponer un golpe duro para Starbucks si es que sus clientes consideran que la empresa los engaño. Por un lado, socavaría la confianza de una empresa líder en su rubro. Y por el otro lastimaría sus números: según se informa en la misma demanda la incorporación de bebidas frías (como té helado o similares) fueron en el 2014 la incorporación más exitosa de la cadena a sus menús.

Tal vez habría que ponerse a pensar si no se está exagerando un poco esto de la costumbre de demandar a todo el mundo. Vivimos el siglo de "la industria del juicio"

Fuente: www.mercado.com.ar