miércoles, 17 de septiembre de 2014

La revancha de los Millennials: ahora son la "generación amable"

El Profesor Ricardo Fregenal nos acerca la siguiente nota:

Luego de que fueran criticados y llamados narcisistas, empezó a cambiar la visión en el mundo respecto del rol de los jóvenes; el diario New York Times los reivindica

Los jóvenes nacidos entre 1980 y 2000, llamados millennials o generación Y, fueron criticados y acusados de narcisistas, egoístas, vagos y vividores de sus padres. Hace más de un año la revista Time dedicó su portada a este grupo, donde los llamó "la generación yo, yo yo".
En su momento, el periodista que escribió esa nota, Joel Stein, explicó: "Estoy por hacer lo que la gente mayor ha hecho a lo largo de la historia: llamar a aquellos más jóvenes que yo vagos, egoístas y superficiales. ¡Pero tengo estudios! ¡Tengo estadísticas! ¡Tengo citas de respetados especialistas! A diferencia de mis padres, mis abuelas y mis bisabuelos, yo tengo pruebas".
Pero ahora, considerados desde otra perspectiva, parece que en lugar de la generación yo, yo, yo son la "generación amable", y que todo lo malo que se decía sobre ellos en realidad era una interpretación negativa. Esta vez el diario New York Times tomó datos de un estudio del think tank Pew Research Center y concluyó que esta generación es solidaria, se preocupa por la comunidad y tiene muchos ideales.
Para entender a este grupo de jóvenes lo primero es conocer cuáles son las diferencias con las generaciones anteriores, la x y los baby boomers: "La respuesta usual suele ser 'narcisismo' y ensimismamiento en sí mismos. Algunas de las evidencias de esto son la actualización sin respiro del perfil de Facebook y la cascada de selfies que publican", explicó el New York Times en el artículo.
Sin embargo, un panorama diferente emerge "de lo que puede ser el proyecto más iluminador de nuestra era, la secuencia de reportes sobre los millennials del Pew Research Center", agregó el diario neoyorquino.
El estudio realizado por la consultora explica cuáles son las principales características de esta generación. Algunas de ellas son que no creen en las instituciones, no le temen al fracaso, son emprendedores, creen en valores y priorizan lo que consideran calidad de vida por sobre un trabajo estable.
"Casi dos tercios, el 64%, de los millennials dice que preferirían ganar $40.000 dólares al año en un trabajo que les guste antes que $100.000 al año en uno que les parezca aburrido", explicaron en la nota.
Para el diario "no es una sorpresa que la generación de los millennials sea escéptica de las instituciones -políticas y religiosas- y prefieren improvisar soluciones para los desafíos del momento".

¿CÓMO SON LOS MILLENNIALS?

"Puestos juntos, estos hábitos y gustos implican menos narcisismo y más una actitud de comunalismo (communalism) o preocupación por la comunidad. El valor más alto de ellos no es la auto promoción, sino lo contrario, la empatía, una mente más abierta y sentidas conexiones con los demás", agregó el diario norteamericano.
Otro de los puntos clave es que no le temen al fracaso: "Yo sé que por más duro que trabaje, puedo fallar. Y es liberador creer eso". En la era de los start up, de fortunas ganadas y perdidas de la noche a la mañana, de ideas defectuosas en necesidad de continua depuración y re ajustes, el fracaso es el resultado por defecto y también, algunas veces, el ground zero de eventuales triunfos, agregó el diario neoyorquino.
Los millennials también son la nación más perseguida de optimistas y "creen que sus mejores días están por delante". Para Pew esta es una generación compleja e introspectiva, con una proporción mucho más grande de no blancos que sus predecesores y al mismo tiempo un número más grande de personas educadas por un solo padre. Sus miembros también vivieron un número grande de traumas públicos: los ataques terroristas del 11 de septiembre, costosas y no resueltas guerras y la Gran Recesión, sólo en los Estados Unidos.
"Ellos, y nosotros, podemos esperar un poco menos que los mejores días (less-than-best days). Una nueva generación, que todavía no tiene nombre, está creciendo en el mundo que los millennials han hecho y pueden estar ya trabajando en su propia revisión de la vida moral de la nación", concluyó el diario.
Fuente: www.lanacion.com

martes, 16 de septiembre de 2014

Mejor una buena marca que un buen producto, dice Al Ries

La percepción, más que la mitad de la batalla, a veces es toda la batalla, dice el experto en Advertising Age.

En la comunidad de marketing, hay una lucha entre dos escuelas de pensamiento, dice Ries. Una se concentra en el producto. La otra, en la marca. Los primeros creen que el gran ganador en una batalla de marketing es el mejor producto. Y si esto es así, el rol de un programa de marketing es comunicar las características y beneficios que hacen al producto de la compañía claramente superior a sus competidores.  Prácticamente todos los jóvenes en la comunidad de marketing tienen a sumarse a la escuela del producto. Es simple y lógica. ¿Por qué pensar de otra manera?
Pero con toda la evidencia del lado de la escuela del producto, dice el veterano teórico del marketing,  lo fundamental en todo el proceso es la percepción.
Todo en esta vida gira alrededor de “la percepción”. No hay productos superiores. Sólo hay percepciones superiores en la mente del consumidor.  Y lo mismo ocurre con muchos otros hechos que suponemos verdaderos. 

Las percepciones son muy difíciles de cambiar. Una vez que una persona tiene una fuerte percepción sobre una marcada determinada, es muy difícil que la cambie.  Crear un mejor café que Starbucks es una tarea simple comparado con  desarrollar una mejor percepción que Starbucks en la mente de los consumidores. En realidad, es casi imposible, a menos que Starbucks haga algo tonto, dice Ries.
La escuela del producto no necesita preocuparse sobre cuándo lanzar una marca. Como máximo, podrá demorar la introducción de una nueva marca para tener más tiempo en desarrollar un producto de alta calidad.
La escuela de la marca, en cambio, piensa de otro modo. Como las percepciones no cambian fácilmente, es fundamental meterse en la mente de los consumidores antes que lo haga la competencia. Por eso es que las marcas líderes son, generalmente, las primeras en sus categorías.  Ellos dicen: “Es mejor ser primeros que mejores”.
Sólo unas pocas marcas pueden ser primeras.  ¿Cómo se puede, entonces, superar a un líder? La escuela de la marca tiene una respuesta para esa pregunta. “Ser diferente”.
Ninguna presunta superioridad es creíble a menos que usted ya sea líder en el mercado. Y en ese caso no la necesita porque los consumidores creen que el líder del mercado es una marca superior.  Una afirmación de superioridad hecha por una marca número 2 o 3 no es creíble. El público piensa que si la marca fueras superior ya sería líder.  Como todos saben que el mejor producto lidera el mercado.
A medida que pasa el tiempo las percepciones se consolidan en la mente de los consumidores y se hace cada vez más difícil progresar con una marca seguidora.

Robert Galbraith versus J.K. Rowling
J.K. Rowling fue la primera autora en convertirse en multimillonaria escribiendo libros. Sus novelas “Harry Potter” fueron traducidas a  55 idiomas en 200 países y vendieron más de 450 millones de ejemplares.
¿Qué pasó cuando escribió una novela con el nombre de Robert Galbraith? Nada. A pesar de reseñas aprobatorias, “The Cuckoo’s Calling” vendió menos de 1.000 ejemplares. Pero cuando se supo que en realidad había sido escrita por J. K. Rowling saltó inmediatamente a la cima de las listas de los más vendidos.  En apenas unos meses, el libro había vendido 1,1 millón de ejemplares.
¿Qué es más importante, el libro o el autor? ¿Qué es más importante, el producto o la marca?

Fuente: www.mercado.com.ar

domingo, 14 de septiembre de 2014

Preguntas y Power Point Unidad 4


A continuación les dejamos el link para bajar el Power Point de la Unidad 4 y las preguntas de esa unidad para el caso "San Telmo"



Preguntas Unidad 4:

**Qué tipos de investigación (investigación de tipo exploratoria, etc.) conoce? Descríbalos conceptualmente. Cuál/es de ellos aplicaría para conocer el mercado de vinos finos de EEUU antes de ingresar al mismo?

**Qué métodos de investigación (focus group, etc) conoce. Desarróllelos conceptualmente e indique cuáles de ellos podría utilizar para una investigación de tipo cualitativa para el mercado de vinos finos en California.

**Qué métodos de contacto (telefónico, etc.) conoce. Desarróllelos conceptualmente e indique ventajas y desventajas de cada uno.

**De los métodos de contacto, cuál/es podría utilizar para una investigación de tipo exploratoria (cualitativa).

viernes, 12 de septiembre de 2014

miércoles, 10 de septiembre de 2014

La lealtad de los clientes a través de las experiencias personalizadas

El objetivo primario de una empresa debe concentrarse en la retención y mantenimiento de sus clientes, sin que esto implique descuidar su continua y sistemática captación. Sin embargo, la realidad demuestra que la mayoría de las empresas concentran sus esfuerzos en esta última.
La efectividad en el mantenimiento y retención de clientes debe fundamentarse en la generación de experiencias específicas para cada uno de los grupos que se identifiquen en la misma. Es decir, cada grupo de clientes tiene características muy particulares, tanto demográficas,psicográficas y en consecuencia, conductuales, y a partir del conocimiento de estas, deben diseñarse experiencias de acuerdo a las mismas. Este proceso se inicia con una segmentación adecuadade su base de clientes y requiere altas dosis de creatividad, ya que las experiencias deben serrediseñadas y mejoradas constantemente, dependiendo del tipo de producto y servicio, o del punto de venta en caso que se trate de establecimientos comerciales. Todo ello se transformará en un elemento diferenciador para su empresa.
Las experiencias que se diseñen, ya se trate de productos como un vehículo, una pasta de dientes o un punto de venta, deben tener como objetivos superar las expectativas de los usuarios, lo cual necesariamente pasa por conocer los perfiles y las respectivas características de los diversos grupos de clientes que conforman su cartera.
Debe considerar siempre que las experiencias del cliente van más allá del momento de la compra. Esta abarca la conexión emocional que el cliente genera y establece hacia una marca o una empresa, en todos y cada uno de los momentos y puntos de contactos con la empresa y/o establecimiento, así como cada vez que utiliza el producto que ha adquirido. Lograr una buena experiencia no se fundamenta solamente en aspectos como la calidad, durabilidad, excelente atención y servicio, etc. Se deben conocer y generar expectativas y superarlas, ¡ese es el reto!
Si ha visitado una tienda Apple, intente recordar cómo se sintió, y cuáles fueron los elementos que generaron esa experiencia. Todo está pensado para que el cliente disfrute su estadía en la tienda. En un Ford Mustang, todo está pensado para que el usuario experimente las sensaciones que le agradan y obtenga la experiencia de acuerdo a su perfil: desde el ruido que se produce cuando activa la caja de cambios, hasta el rugir de la máquina, lo cual se maximiza por un sistema de escape diseñado para producir ese rugir tan especial que atrae a sus usuarios. Esas empresas han identificado los componentes clave de las experiencias para sus clientes. ¿Cree usted que a los usuarios de una Harley-Davidson les gusta solo la velocidad? Más allá de ello, es la sensación, el disfrute de sentir la máquina, de estar sobre ella, de conducirla, y para eso, cada aspecto de la máquina ha sido pensado y diseñado.
Pero recuerde que en su cartera de clientes podrá identificar, diversos grupos con características distintas. Dependiendo los productos y/o servicios que usted comercialice, es posible que deba diseñar e incorporar experiencias diferenciadas para cada uno de esos grupos.
Para lograr una excelente gestión de la experiencia del cliente (CEM), involucre todos los niveles de la organización para el suministro de experiencias únicas y coherentes a sus clientes a partir de la propuesta de valor que previamente ha definido; sitúese en la esencia de su negocio y en las expectativas y características de sus clientes; cree y consolide una cultura organizacional enfocada en la generación de experiencias; involucre a sus empleados, tanto en su diseño como en la generación cotidiana de las mismas y en la comunicación por diversos medios, de su propuesta de valor. Hágales disfrutar de la experiencia que intenta vivan sus clientes. Si esto último no ocurre, es muy difícil que el cliente viva la experiencia que usted desea.
Además de ello, innove constantemente, utilice diversas tecnologías para generar las sensaciones que espera lograr en sus clientes; incorpórelas a su día a día y al de sus clientes; involúcrelos, pregúnteles como han vivido esa experiencia e incorpore sus sugerencias a su proceso; gánese su confianza por la utilización de datos e información que ellos le suministran. Así ganará sus corazones.
 Fuente: www.puromarketing.com