jueves, 25 de septiembre de 2014

El secreto está en la bolsa: ¿por qué este pequeño detalle impacta en cuánto se recuerda una marca?

Las firmas no deberían descuidar la imagen y creatividad de este elemento que tiene un rol fundamental en el acto de compra. La originalidad cumple un papel clave, ya que permite llamar la atención de los clientes actuales y potenciales

Al plantearlo en una situación cotidiana resulta más claro. Una firma cuida perfectamente sus locales: la decoración es acorde con su producto y la hace destacar sobre las demás y ha reforzado sus valores de marca en prácticamente todos los elementos, hasta la tonalidad de las luces que iluminan el negocio.
Sin embargo, cuando el consumidor va a pagar, recibe el producto en una bolsa desprolija. ¿Qué ha sucedido?
Este tipo de bolsas que los comercios adquieren sin ni siquiera pensar que pueden llegar a convertirse en el mejor soporte para "sacar a pasear" su propia marca, les lleva a desaprovechar una oportunidad única.
La respuesta es un error estratégico.
Las bolsas de los locales son otro elemento más con el cual se puede llegan a otros clientes y, sobre todo, de cómo transmiten quiénes son y lo que hacen.
Pensar que la bolsa terminará en la basura y que, por lo tanto, no merece mucho interés es un error que acabará repercutiendo en la percepción que tiene el consumidor del negocio, señaló Puro Marketing.
Y, en una época en la que la presión del eCommerce hace que la supervivencia de las tiendas físicas sea complicada, los detalles pueden ser la única manera de seguir llamando la atención de los consumidores.
Bolsas creativas, marca recordada
Por citar un ejemplo, una bolsa creativa puede convertirse en garantía de que elconsumidor se quedará con el recuerdo de la marca que se la ha dado.
Los productos originales tienen un elevado impacto en el consumidor, que se queda sorprendido ante lo que está viendo.
Además, en el mundo de las redes sociales, lo más probable es que esa bolsa termine siendo subida a Facebook, Twitter o Instagram y llegando a los contactos del cliente, iniciando el camino de la viralidad.
Las bolsas son tan importantes como cualquier otro elemento de packaging para transmitir los valores de marca.
El cómo se sirven los productos puede ser una forma de convencer a los consumidores de quese les está ofreciendo algo diferente, único, cuidado.
La cuestión ecológica
La razón que varias empresas han esgrimido para reducir o eliminar el número de bolsas de plástico que ofrecen a sus consumidores ha sido la cuestión medioambiental, informó Puro Marketing.
La desaparición de las bolsas de plástico no debe ser excusa, sin embargo, para dejar dejugar con ellas a la hora de crear imagen de marca.
Nada impide a las marcas apelar al diseño y hacerlas más o menos especiales, incluso lindas, consiguiendo llamar la atención del consumidor.
Fuente: www.iprofesional.com