lunes, 21 de noviembre de 2011

Auge del Neuromarketing, un mix que combina Freud con el éxito publicitario

Los expertos aseguran que esta técnica, que requiere hasta de pruebas neurológicas, permite medir los resultados de una campaña, descartando las respuestas mentirosas. ¿Cuáles son las características de este original procedimiento?



Las tendencias en el marketing cambian continuamente y se renuevan, de acuerdo con los valores de la sociedad.

Sin embargo, ahora se llegó aún más lejos: un método propone evaluar la eficacia de las acciones publicitarias a través de una teoría basada en los principios de Freud. ¿De qué se trata el Neuromarketing?

Muchos hablan de él, pero pocos entienden realmente lo que significa este concepto. Una de sus características particulares es que es una de las pocas técnicas que permite evaluar los efectos de una publicidad en su audiencia, detectando aún las respuestas engañosas.

Pero lo más curioso del asunto es que, de un modo extraordinario, logra combinar el marketing con la ciencia.

De hecho, su aplicación requiere de la realización de pruebas neurológicas, como, por ejemplo, una resonancia magnética o un electroencefalograma.

Un sistema de estímulo- respuesta
El sistema de medición funciona a partir de la evaluación de la respuesta neurológica que generen los "estímulos" que, en este caso, serían los anuncios o spots publicitarios.

"Está comprobado científicamente que uno puede medirla y esto se hace en los laboratorios de neurociencias de todas las universidades reconocidas internacionalmente", señaló a América Economía Joseph Turow, profesor de comunicaciones de la Universidad de Pennsylvania.

Pero, en este punto, al tratarse de una estrategia de marketing, existe una diferencia: en este caso, los estímulos que se le presentan a las personas que se someten al estudio, tienen un componente comercial, aseguran desde el medio.

También funciona como "prueba"
Además de permitir evaluar los resultados de publicidades o avisos ya lanzados al mercado, una de las ventajas que ofrece este novedoso método es que permite realizar una investigación previa, antes de poner en marcha una determinada campaña.

Por otra parte, sirve también para tener una idea de cómo funcionará un producto o marca una vez que una firma se decida a dar el gran paso.

Trabajar en el subconsciente
Uno de los hechos más curiosos, vinculados con esta nueva técnica, tiene que ver con el origen de la propuesta.

Es que quienes la idearon afirman que su objetivo principal es trabajar sobre el subconsciente de los consumidores, para generar el efecto deseado.

Además, la base teórica de este concepto se remonta al mismo Freud.

El neuromarketing ya cuenta con la adhesión de muchos, aunque también con la oposición de otros que lo tildan de intento de manipulación de los consumidores.

Lo que sí se puede afirmar es que este nuevo método dará mucho que hablar.

Fuente: www.iprofesional.com