domingo, 10 de abril de 2011

La guerra de las tablets

Aporte de la alumna Luciana Troncoso:

Una de las presentaciones más interesantes de la semana pasada, durante la última edición de la CTIA -el encuentro de la industria mobile más importante de Estados Unidos-, fue un estudio presentado por la consultora Ovum.



Ahí el analista Jan Dawson dijo que a nivel global una de las aristas más sobresalientes de este negocio es la enorme diferencia que hay entre los mercados maduros y los emergentes.

Más allá de que en Estados Unidos y Europa ya alcanzaron niveles de saturación que África, Medio Oriente y América Latina recién están viviendo este año, en unos y otros el ARPU (Ingreso Promedio por Usuario) es distinto en volumen y en composición.

Por ejemplo, en Estados Unidos el ARPU es uno de los más altos del mundo, pero los usuarios exigen un acceso a datos en movilidad que resulta difícil de satisfacer.

Los carriers buscan determinar por dónde vendán las nuevas oportunidades de ingresos, en un escenario en el que la cantidad de conexiones crece tres veces más rápido que el importe promedio los ingresos. "Hay más usuarios, pero cada vez es más difícil sacarles dinero".

Acá es donde entran en juego las tablets, que delimitaron un nuevo campo de batalla para los integrantes de la cadena de valor móvil, desde los fabricantes, hasta los carriers y los proveedores de contenidos y aplicaciones. Las tabletas representan una nueva opción para aumentar, o al menos para mantener los niveles de ingreso por usuario, pero como todos son entrantes, el "piso" de discusión es poco claro.

Es cierto que algunos fabricantes de PCs incursionaron en el mundo de los smartphones, pero para Dawson donde se va a dar la verdadera guerra son las tabletas. "La competencia en los smartphones está bastante más establecida... con las tablets puede pasar cualquier cosa".

Un punto de quiebre es la decisión de si desarrollar un sistema operativo especial para tabletas o si adaptar uno que ya se usa para smartphones. Mientras que Apple supo tomar ventaja al llevar a un nuevo nivel una categoría ya existente con su iPad alimentada con el iOS, lo de Google fue por etapas. Primero adaptaron la versión para smartphones de Android, y poco después sacaron Android Honeycomb, generado específicamente para tablets.

Research In Motion y Hewlett-Packard/Palm hicieron anuncios, pero todavía no lanzaron sus tabletas, basadas en sus respectivos sistemas operativos propietarios, QNX (RIM) y WebOS (HP) ¿Microsoft? "No parecen tener algo para presentar en el mediano plazo -dijo Dawson-, tal vez se hayan quedado un poco atrás".