miércoles, 10 de junio de 2009

Perfiles y hábitos de compra

Conozca el perfil de un comprador de electrodomésticos

Un informe realizado por la central de medios epm Gustavo Quiroga muestra que el 52% de las personas que adquirieron un electrodoméstico en 2008 lo hicieron en comercios de cadena. Televisores, ventiladores y aire acondicionados ocupan el podio de lo más comprado.

La central de medios epm Gustavo Quiroga elaboró un informe con el perfil de los compradores de electrodomésticos. En él se destaca que el rubro es bastante competitivo y eso lo demuestran las grandes inversiones que todos los años los anunciantes realizan en publicidad para atraer a los consumidores. El análisis se realizó en base a individuos que compraron algún electrodoméstico durante el 2008.

La fuente para los datos fue el Estudio General de Medios de Ipsos (Enero-Diciembre de 2008). Los encuestados corresponden a individuos de 13 años y más, de todos los niveles socioeconómico, que viven en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Conurbano Bonaerense, Mar del Plata, Rosario, Córdoba. Mendoza o Tucumán, y que compraron algún electrodomésticos durante el 2008.

El informe destaca que el 52% hicieron la compra en comercios de cadena, como por ejemplo Garbarino o Frávega. El top 10 de electrodomésticos que encabezaron la lista de compras fueron: televisores, ventiladores, aire acondicionados, heladeras, planchas, microondas, DVD players, licuadoras, equipos de audio y lavarropas.

Independientemente de cuál fue el medio de pago, es interesante saber que el 42% de estos individuos poseen tarjetas de crédito y el 34% de débito. Además, el 2,4% de ellos se encuentran adheridos a algún programa de fidelización, y el 46% afirman que les interesan las promociones más allá de que participen en éstas o no.

En actitudes relacionadas con la compra, los individuos que durante el año pasado adquirieron algún electrodoméstico se diferencian significativamente de la población en general . Por ejemplo, respecto a la relación calidad/precio, el porcentaje de aquellos orientados a precios mayores duplica a dicho valor dentro de la población general, mientras que el porcentaje de los que se definen como balanceados es un 12% menor entre los que compraron electrodomésticos. 

Hablando estrictamente de precios, estos últimos individuos tienden a ser más moderados, pero menos cuidadosos que el general de la población. En cambio, entre los dos grupos de individuos no existen diferencias significativas en la actitud ante la prueba de nuevos productos.

También se analizaron ciertas opiniones relacionadas con la compra de productos. Algunas conductas se encuentran mucho más arraigadas entre las personas de interés en este análisis que en el común de la población. 

Las mayores diferencias se dan en relación a: decidir qué comprar antes de concurrir a los comercios, ser influenciador de otras personas en la compra de productos, preferencia por lo último en tecnología, querer sentirse económicamente exitoso, comprar en cuotas antes que esperar y ser los primeros en probar nuevos productos o servicios. 

Por último, el estudio puso el foco en el NSE de individuos. Si bien es cierto que respecto del nivel socioeconómico, la distribución de la población general difiere bastante de la distribución de las personas que compraron electrodomésticos durante el 2008, esta última no muestra grandes diferencias según nivel socioeconómico. Es decir, parece haber un electrodoméstico para cada bolsillo, solo hay que buscarlo.