martes, 9 de junio de 2009

Palm se juega todo y, con Pre, buscará destronar al iPhone


El próximo sábado, un pionero de la informática de bolsillo se juega su futuro a todo o nada. Ese día, Palm pondrá a la venta en Estados Unidos a Pre, su teléfono celular más avanzado. Busca su lugar en un mundo dominado por el iPhone, los Blackberry y los móviles multimedia de Nokia. Y llegará a las tiendas dos días antes del comienzo de la Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple, donde se aguarda que se devele el nuevo iPhone.

Palm espera atraer atención a su propia propuesta como lo hizo en épocas anteriores. La compañía dominó en la segunda mitad de la década de 1990 el mundo de las palmtops , pequeñas computadoras de bolsillo con pantalla sensible al tacto, funciones de agenda personal y la capacidad de sumar aplicaciones hechas por terceros. En 2002 creó el primer híbrido entre una palmtop y un celular, el Treo 180.

Aunque sus móviles fueron muy exitosos (sobre todo los modelos 600 y 650), la compañía no supo lidiar con la presión que le impusieron su histórico competidor, Microsoft, y los fabricantes tradicionales de celulares, que ofrecían herramientas similares, pero sumando capacidades multimedia, cámaras digitales de mayor calidad e interfaces gráficas más atractivas.

En 2006 lanzó una línea de celulares con Windows Mobile, el sistema operativo de Microsoft, pero no logró el éxito esperado. En 2007, el fondo de inversión Equity Partners (conocido por tener al cantante Bono, de U2, entre sus dueños) compró un cuarto de Palm por US$ 325 millones, y en diciembre último Equity Partners le inyectó otros 100 millones para mantenerla a flote hasta hoy.

¿Qué tiene el Palm Pre para hacerlo tan atractivo? Al igual que el iPhone y otros móviles modernos, basa su interfaz en una pantalla sensible al tacto de varios dedos al mismo tiempo. Con gráficos atractivos y animaciones al cambiar las aplicaciones, es posible correr varios programas al mismo tiempo (a diferencia del iPhone) y administrarlos con un gesto de los dedos sobre la pantalla.

El móvil tiene un teclado alfanumérico que se desliza detrás de la pantalla de 3,1", 8 GB de memoria interna, Wi-Fi, Bluetooth estéreo, acelerómetro (un sensor de movimiento), GPS, banda ancha móvil y una cámara digital de 3 megapixeles. Y Palm ofrecerá un cargador opcional que funciona por inducción magnética: no usa cables, sino que basta con apoyar el móvil sobre el cargador para que la batería comience a recibir energía.

Al igual que el móvil de Apple, incluirá una tienda para adquirir aplicaciones de terceros para el celular. Y algo inédito: será capaz de sincronizar su biblioteca multimedia con iTunes (el software de Apple para administrar el iPod y el iPhone) en forma transparente.

El Palm Pre, además, lleva el concepto de la vida en línea a su máxima expresión: es capaz de consolidar en una misma herramienta todas las formas de contacto que el usuario tiene con otra persona (como su teléfono, email, mensajero instantáneo, perfil de red social, etcétera), mostrar las distintas conversaciones con esa persona en una misma pantalla (de SMS y mensajero instantáneo, por ejemplo), acceder y editar a diversos calendarios en línea y navegar por la Web con WebKit, el mismo browser que usa el iPhone y los modelos más nuevos de Nokia. Incluye también un buscador que revisa los contenidos del teléfono e Internet al mismo tiempo.

El equipo saldrá a la venta con la operadora Sprint en Estados Unidos por 199,99 dólares. Esa versión no sirve en nuestro país porque usa otra norma de telefonía; la versión GSM para Europa y el resto de América (incluyendo nuestro país) estará disponible el año próximo, aunque todavía no está definida una fecha concreta.