jueves, 1 de octubre de 2015

Revive un negocio que estaba "muerto"

Es cierto que ya no se venden discos, pero los shows en vivo y las ventas digitales mueven en Argentina un mercado reconvertido que en 2019 facturará casi U$S 100 millones, según un informe de PwC.

El mercado de la música en Argentina facturó US$86 millones en 2014, en comparación con los US$82 millones registrados en 2010 y en los próximos cuatro años crecerá a una tasa anual compuesta (TCAC) de 1,7%, para llegar hasta los US$94 millones en 2019.

Estos datos y los que se presentan a continuación provienen del informe Perspectivas del sector de Entretenimiento y Medios 2015-2019 elaborado por PwC, que analiza la situación actual del segmento de la industria en 54 países y realiza proyecciones para el período 2015-2019.

El informe revela que el ingreso de música grabada en formato físico en Argentina comenzó a caer en 2012, pero esa caída fue compensada en parte por el crecimiento de las ventas en formato digital, aunque no tan rápido como para evitar que el ingreso total por música grabada retroceda.

El total de los ingresos del mercado de música grabada en 2014 fue de US$ 47 millones, y se espera que caiga a US$33 millones en el 2019, a una TCAC de -7.1%.

Mientras que los ingresos por música grabada en formato digital fueron de US$8.2 millones el año pasado y se espera que crezcan hasta US$9.2 millones en el 2019.

Por otro lado, se predice que el total de ingresos por música en vivo crezca de US$39 millones en el 2014 a US$61millones en el 2019, a una TCAC de 9.4%.

Tendencia global

Los ingresos totales de la industria musical en el mundo generados por las grabaciones y las entradas a conciertos en vivo fueron de US$45.880 millones en el 2014. Este año, se espera que los ingresos sean levemente más bajos, pero entre 2016 y 2019 se espera que crezca a una TCAC de 0.8%, alcanzando los US$47.690 millones para fines del periodo. En cuanto a los ingresos de la industria musical por formatos y servicios físicos y digitales, fueron de US$19.330 millones en 2014 y se espera que para 2019 el total de ganancias disminuya a US$17.380 millones.

A pesar de que continúa la transición digital, las grabaciones físicas se mantuvieron como el formato dominante en el 2014, no obstante la mayor parte del gasto de los consumidores en grabaciones musicales estará destinado al formato digital en 2015.

A fines de 2014, el número de países en los que el total de las ventas de grabaciones en formato digital excedían a las ventas en formato físico fue de 22. Para fines de 2019, esta cifra se duplicará a 40 países.

Los ingresos por música grabada física, en su mayor parte ventas de CD, produjeron las mayores ventas de música grabada en el 2014, sin embargo las ventas digitales dominarán el sector en 2015.

Para el 2019, el total de ventas de música digital grabada representará un 61.3% del total de ingresos por grabaciones musicales. Entre 2014 y 2019, los ingresos por música grabada física disminuirán a una TCAC de -7.5%, mientras que el total de los ingresos por música grabada en formato digital crecerá a una TCAC de 2.5%.

Los ingresos provenientes de las subscripciones musicales y el streaming apoyado en publicidad superará a las descargas en el 2017, y representará un 51.2% de todos los ingresos digitales en el 2019. Los ingresos debido al streaming digital crecieron un 31.2% en 2014, incrementando los ingresos de US$2.150 millones a US$2.820 millones.

Según el estudio, se espera que el total de ingresos por música en vivo, ya sea ingresos por el pago de las entradas como por el esponsoreo de conciertos, aumente entre 2015 y 2019.

El mercado de música en vivo es más sólido que el de música grabada, y crecerá a una TCAC de 2.7% generando ingresos por US$30.310 millones en el 2019. Esto aumentará su participación en el total de los ingresos de la industria musical de un 57.9% a un 63.6%.

Fuente: www.mercado.com.ar