viernes, 24 de octubre de 2014

La campaña de marketing que revirtió la baja en ventas de gaseosas

La profesora Eliana Di Domizio nos acerca la siguiente nota:

Algunos ven las bebidas artificiales como algo terrible, mientras que otros no pueden vivir sin ellas. Sin embargo, el daño que éstas provocan en el cuerpo desencadenó una caída en su consumo. Los consumidores comenzaron a tomar más agua en botellas y otros líquidos bajos en calorías, pero el equipo de marketing de Coca-Cola hizo algo impensado.
La campaña “Comparte una Coca-Cola”, en donde cada botella está personalizada con 250 nombres populares, incluyendo además expresiones de cariño como “Bestie” (“Mejor Amiga/o”) y “Wingman” (“Compañero de Cacería” o “Compinche”), ha revertido la tendencia a la baja en las ventas que ha penado a la compañía la última década, de acuerdo a The Wall Street Journal.
Durante el tiempo de duración de la promoción, las bebidas gaseosas subieron 0,4% y las ventas de Coca Cola subieron un 2,5%, según los reportes de Journal. Mientras tanto, sus competidores Pepsi y Dr. Pepper Snapple Group quedaron en rojo.
Los expertos en marketing atribuyen el éxito de la campaña a una antigua verdad -que es una de las cosas que los empresarios deben tener en cuenta cuando crean o promocionan un producto- los consumidores encuentran que la personalización de las cosas es irresistible.
“El diseño de una botella o lata de Coca Cola es un ícono en el mundo, y el hecho de que además puedas llamar la atención con tu nombre genera curiosidad y un factor sorpresa”, le contó al Journal el consultor de marcas Dean Crutchfield.
La campaña hizo también que se creara una ingeniosa entrega de regalos. Los consumidores arrasaron con la tiendas en el verano -y ahora se fueron a eBay- buscando latas con sus nombres que luego compartían con una foto en las redes sociales acompañada del hashtag #ShareaCoke (#ComparteUnaCocaCola).
4672-cocacola
Después de haber sido creada el año 2012 por los ejecutivos de Coca Cola de Australia y la agencia de publicidad Ogilvy, la campaña pegó en aquel país provocando que el consumo subiera en un 7%. “Comparte una Coca-Cola” ha sido llevada a 80 países a lo largo del mundo.
Además de los 250 nombres populares que aparecieron en los 500 ml de Coca-Cola normal y Coca-Cola Zero (donde Chris, Alex y Jess era los con más stock), aquellos menos convencionales se entregaban en las máquinas dispensadoras que vendían apenas 1 millón de latas en 500 puntos alrededor del país.

Fuente: http://www.accionpreferente.com/