lunes, 8 de septiembre de 2014

Las marcas apuestan a seducir a un consumidor multipantalla

La profesora Eliana Di Domizio nos acerca la siguiente nota:

La interacción entre los distintos canales de comunicación con los usuarios es el desafío que enfrentan las empresas. Claves para conquistar a los usuarios, cada vez más dispersos. Cómo pueden las firmas capitalizar las nuevas oportunidades


El  uso de un dispositivo móvil en simultáneo con el consumo de TV, se presenta como una oportunidad para las marcas de lograr un mayor engagement con el televidente.
La manera en la que se consume está mutando y aparece un consumidor más exigente, que solicita productos a medida, busca mayor información y espera más que beneficiosfuncionales por parte de las marcas.Así también, cambia la manera de consumir medios y la TV no se queda atrás.
Históricamente consumida de una forma pasiva, hoy se rompen paradigmas y la segunda pantalla (teléfonos inteligentes, tabletas), lejos de suplantar su consumo como se creía en su comienzo, aparece como un potenciador de la experiencia de ver la TV, logrando una audiencia más interactiva.
La segunda pantalla permite al televidente buscar información en tiempo real sobre eventos, programas o productos, participar en redes sociales, compartir contenido, opinar sobre temas de interés y realizar compras online.
Para las marcas, esto resulta sumamente tentador ya que la comunicación no se concentra en un sólo medio sino que se genera una sinergia mucho más rica, dando pie a una experiencia integrada.

El consumo paralelo con redes socialespermite múltiples ventajas para los anunciantes.

En primer lugar, la TV se convierte en unmedio más social, lo que genera un mayor y mejor conocimiento del público objetivo, de sus intereses y preferencias. Se facilita y acelera el seguimiento de la audiencia y el descubrimiento de insights, lo que posibilita la creación de mensajes mucho más personalizados, logrando un mayor atractivo para el target.

Agregado a esto, si la información sobre el target es bien utilizada, la firma podrá aprovechar la posibilidad de modificar su contenido con mayor flexibilidad dependiendo de la respuesta de su audiencia. 
La multiplicidad de vehículos implicados hace que el anunciante deje de estar atado al éxito de una sola vía de comunicación.
Apostar por la interacción
La creación de contenidos interactivos extiende la duración de los comerciales y permiten al consumidor interactuar con la publicidad.
La marca deberá crear contenido de interés para que esa interacción se logre. Varias pueden ser las técnicas:
- Enfoque en las redes sociales: la mención de hashtags en el comercial invita a losconsumidores a que expresen sus opiniones sobre la marca y genera una conversación que traspasa la pantalla, reforzando así el mensaje.
Asociación con eventos en vivo: el pasado Mundial se destacó justamente por su consumo en multiplataforma, ya sea por los canales de streamming o bien por su seguimiento en las redes sociales. Hasta se desarrolló una aplicación en la que el propio televidente podía elegir las cámaras, siendo su propio director.
Gamificación de los anuncios: el complemento lúdico siempre causa un buen impacto y más aún en una sociedad que migra hacia contenido visual. El desarrollo de juegos permite una relación más emocional con la marca.
- Interacción o creación de aplicaciones: algunas empresas se han atrevido a crear aplicaciones relacionadas con su producto. Para que logren tener éxito, las mismas deberán ser facilitadores de soluciones, y no una mera promoción.
Acciones fuera de la pantalla: invitación a eventos o acciones especiales que formen parte de una estrategia de comunicación integral.
- Premios a los televidentes: utilizar técnicas de gratificación inmediata como premios, sorteos, concursos son también una alternativa para generar impacto en los consumidores.
El consumo de múltiples plataformas ya está instaurado y las marcas deberán subirse a la ola de campañas interactivas que van más allá de la pantalla y generen experiencias significativas con sus consumidores.
Sólo aquellas que logren un impacto verdadero lograrán un nivel de engagement en el que el consumidor quiera vincularse con la firma y no que ésta se lo imponga.
Fuente: www.iprofesional.com