lunes, 5 de mayo de 2014

La verdad de la historia del alfajor que se comió el "Chino" Maidana luego de pelear con Mayweather

Frustrado por el resultado de las tarjetas, Marcos Maidana se movió hacia un costado del ring del MGM sobre el que había enfrentado a Floyd Mayweather y esperó pacientemente al entrevistador de la cadena Showtime; con el poco aliento que le quedaba, se sobrepuso a la desilusión para ejecutar el plan que tenía en la cabeza desde que supo que llegaba el momento de hablar para la televisión.
"One moment, one moment, one moment", dijo tres veces "El Chino" para interrumpir al periodista y al traductor oficial de la transmisión. Acto seguido sacó un alfajor, comió un gran bocado y con la boca llena dijo: "Guaymallén"; no tuvo tiempo de mostrar el envoltorio de la golosina porque el notero norteamericano se dio cuenta del PNT (Publicidad no tradicional) y le impidió exhibir la marca.
La actitud del púgil argentino provocó miles de especulaciones sobre la cifra que le habrían pagado por publicitar a un sponsor de esa manera. Y generó una revolución en Twitter: la empresa argentina se convirtió en Trending Topic a nivel nacional y también en los Estados Unidos.
La verdad de la historia del alfajor la reveló Hugo Basilotta, dueño de la empresa de golosinas argentina: "No fue nada rebuscado ni previsto, surgió de él. Acá no hubo acuerdo previo, de ninguna manera".
El empresario exterminó las fantasías de la prensa y los fanáticos (sobre la existencia de un bonus monetario) con un dato clave. "No le di más plata, es una cábala de todas las peleas: yo le paso el alfajor y él lo muestra en cámara. Sucede que esta vez se lo querían sacar, entonces el Chinito lo abrió y lo comió".
En diálogo con Rock&Pop, Basilotta explicó que con Maidana tiene una relación especial: "Estoy con él hace cinco años, desde su primera pelea, que es cuando los boxeadores necesitan dinero para vivir. Hoy le doy una cifra importante, pero él es un fenómeno de pibe y la plata no lo obnubila. Yo tengo 62 años y lo considero como mi hijo".
El dueño de Guaymallén contó que está en el boxeo "hace mucho tiempo" porque la actividad lo apasiona. Y apuntó que suele subir al ring con Maidana. "Fuimos TT en los Estados Unidos, es una locura", destacó, todavía sorprendido.
Sobre la marcha de su empresa, precisó: "Hacemos dos millones de alfajores por día y gracias a Dios los vendemos todos. Es la fábrica que más produce en la Argentina. Y todo va al mercado local". "Mi producto sale 2 pesos y es bueno. No hay mucha diferencia con otros que valen $14. La gente ya está acostumbrada. Guaymallén es el alfajor del pueblo", se ufanó.
Finalmente, consultado sobre si la promoción de Maidana le había abierto las puertas del exterior, Basilotta contó que eso aún no sucedió ni tiene interés: "Estoy al límite de la producción; con la fábrica somos mi mujer, yo y mis cuatro hijos; con esto nos alcanza y nos sobra, no tenemos problema".
Fuente: www.infobae.com