lunes, 7 de abril de 2014

Tickets cortos: ganan espacio los súper express, ante la percepción de que se gasta menos y se evitan "tentaciones"

El enfriamiento del consumo es un fenómeno que ya resulta evidente. Tanto analistas como los mismos supermercadistas admiten que losargentinos ya moderan el gasto y lo piensan dos veces antes de darse un gusto no planificado.
La caída en las ventas de los retailers hoy se advierte en forma generalizada y abarca una gran cantidad de rubros en las góndolas.
Así lo señala un informe de la consultora CCR que toma en cuenta 143 categorías de supermercados. Allí se destaca que "las ventas en el canal de alimentos secos envasados, productos deheladera, freezer, bebidas con y sin alcohol,golosinaslimpieza, cosmética y tocador se ubican por debajo de lo que fue el 2013".
En el mismo estudio se menciona también que en los supermercados se produjo en febrero unacaída en la demanda superior al 4% en comparación con el primer mes del año.
En la misma línea, la medición del INDEC -que tiene en cuenta la totalidad de la mercadería- arroja que en el mismo mes se produjo una merma del 6,1% en relación con enero.
Desde CCR explican que, además del cuidado del bolsillo, hubo otro factor que empujó las ventas en supermercados a la baja: "Febrero no tuvo el aporte positivo de las bebidas sin alcohol que fueron un bastión en el primer mes debido en parte a las altas temperaturas".
Un gráfico realizado por la consultora ilustra la caída de la demanda en las distintas categorías, tomadas en forma global, en comparación con el período 2013:
Sin embargo, pese a que los argentinos redujeron sus gastos en las góndolas, no todos los formatos sufrieron el mismo impacto: los súper más chicos se vieron beneficiados con la racionalización del consumo.
De acuerdo con el documento mencionado, en el caso de Capital Federal y Gran Buenos Aires, se detecta un "comportamiento positivo de los denominados negocios de cercanía (aquellos demenos de 500 m2)".
En tanto, José Ignacio Amodei, director de Trade de CCR hace hincapié en las diferencias entre superficies grandes y pequeñas, respecto de su evolución: "Los de cercanía vienen teniendo unaperformance mejor que la de híper y súper".
Y agrega que el crecimiento de estos formatos se dio en un doble sentido. "Subió el número de aperturas y, a su vez, hubo un aumento de la cantidad de ventas por sucursal", dice.
En diálogo con iProfesional, Juan Vasco Martínez de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) también se refirió a un "evidente incremento en la cantidad de aperturas de locales de proximidad".
Las ventas en súper, en caída
A la hora de considerar la evolución de las ventas en supermercados en los dos primeros meses del año en comparación con el mismo período de 2013, se advierte una caída. Y desde CCR destacan que se produjo "una fuerte contracción de la demanda" que tuvo entre sus principales afectados a los siguientes rubros:
• Artículos de freezer (cayó un 6,5%).
Patricia Sosa, directora de negocios de CCR, señala que "los congelados hoy se empiezan a comprar menos".
 Cosmética y tocador (bajó un 3,7%).
Esta es una de las áreas que recortan los argentinos en tiempos de bolsillos cautos.
• Productos de limpieza (se redujo en un 2,6%).
"En este rubro casi todas las categorías tuvieron contracciones en el nivel de demanda", destaca el documento de la consultora.
En algunas de ellas, ya se venía advirtiendo una caída desde fines de 2013, que este año se vio acentuada. Así lo revela un informe de la consultora Kantar Worldpanel que señala que "alimentos secos, cuidado personal y del hogar desaceleraron su crecimiento" en el último trimestre del año pasado.
Tickets más cortos, formatos más chicos
La caída del consumo se ve reflejada en el largo de los tickets, que dan cuenta de que los argentinos están más medidos en sus gastos.
Desde CCR, Sosa afirma que se vuelven habituales "los comprobantes más cortos", efecto de un comportamiento más racional.
Y, por supuesto, estas compras más acotadas tienen su correlato en el crecimiento de losformatos de cercanía.
Fernando Aguirre desde la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) lo resume en una frase: "La gente va a hacer compras más chicas y prefiere no tener que desplazarse a las superficies grandes".
Se imponen los formatos "mini"
Consultados acerca de los motivos que impulsan a los formatos más chicos a mantener -e incrementar- sus ventas en un momento en que se advierte una caída en varias categorías, los analistas mencionan los siguientes factores:
1. Comodidad y ahorro de tiempo
Es que "la gente, al comprar menos, va a los comercios más chicos", explica Aguirre.
En tanto, Amodei destaca que estos formatos permiten hacer las compras más rápido en dos sentidos: "La economía de tiempo se da tanto en el camino hasta la superficie de venta comoen la fila del súper".
2. Percepción de un gasto más acotado
Más allá de que, en muchos casos los precios de las superficies más pequeñas no son precisamente "chicos", al visitar sus góndolas los consumidores sienten que están ahorrando más.
"En estos formatos, hay una percepción de que se gasta menos", indica Amodei.
3. A menor surtido, menos "tentaciones"
Como lo explica el ejecutivo de CCR, la oferta más acotada de mercadería contribuye a hacer un consumo más racional y a no llevarse productos estén fuera de la compra planificada.
"En la medida en que el poder adquisitivo declina, la gente necesita sentir que controla más el gasto y tentarse menos", agrega.
4. Los chicos se centran en lo imprescindible
El menor surtido de mercadería hace que en los formatos más chicos se sienta menos la caída en las categorías asociadas a artículos prescindibles.
En este punto, el stock más acotado juega a favor de las superficies pequeñas. "Los más chicos se enfocan en alimentos y productos esenciales, que es lo último que la gente recorta", señala el ejecutivo de la CAS.
5. Los argentinos no resignan marca en alimentos
A la hora de cuidarse, los compradores resignan la marca en distintas categorías, pero no en productos básicos que son el núcleo de la oferta de los súper más chicos. De allí que el efecto "segundas marcas" o "marcas económicas" sea más leve en estos formatos.
Según Aguirre, "se baja la calidad en todo, menos en alimentos".
Una opción que crece de la mano de la compra racionalSi bien los formatos de cercanía tuvieron un crecimiento exponencial en los últimos años, los analistas en consumo destacan que los supermercados tamaño "mini" tienden a acentuar suéxito en tiempo de bolsillos cautos.
Es así que "después de la crisis de 2001 comenzaron a cobrar fuerza los súper chinos", cuenta Amodei desde CCR.
hoy el impulso más fuerte viene de la mano de los locales "express" que lanzaron los propiosretailers para competir con los jugadores asiáticos.
"Las grandes cadenas apuestan por los formatos más chicos", apunta Aguirre. Y cita el ejemplo de Carrefour Express que "fue abriendo una enorme cantidad de bocas".
En un escenario de salarios atrasados con respecto a la inflación, fuertes subas de precios que desde el Gobierno se vieron obligados a reconocer y quitas de subsidios, que tendrán su impacto en el bolsillo, las condiciones para el crecimiento de los súper "mini" están dadas.
Así lo afirma Amodei, al considerar que "en un ambiente de reducción en las compras, la cercanía se vuelve una opción interesante".
Fuente: www.iprofesional.com