sábado, 4 de mayo de 2013

Twitter abraza publicidad por palabras clave


Eso quiere decir lo siguiente:  una empresa paga por determinada palabra. Cuando un tweet usa esa palabra, la empresa anunciante podrá enviar su aviso al usuario entendiendo que estará interesado en su producto o servicio.

Las redes sociales tienen una gran ventaja para hacer publicidad: saben mucho de nosotros y eso les permite ofrecer a las empresas la posibilidad de segmentar sus campañas de manera de llegar a los usuarios correctos y no gastar pólvora en chimangos. Twitter ve la actividad de Google y se ha dado cuenta de las posibilidades.

El miércoles Twitter anunció un nuevo plan a las compañías que anuncian en su plataforma: el "keyword targeting", o sea la segmentación por palabra clave. Esto significa que cuando un usuario que escribe un tweet que contiene una palabra por la que un anunciante ha pagado por anunciarse, entonces se le mostrará un anuncio en forma de tweet patrocinado.

¿Cómo funciona esto en la práctica? Twitter lo explica: imaginemos que una persona ha twiteado sobre su preferencia por una banda musical. Los integrantes de esa banda podrían poner un anuncio para sus fans que sólo se muestre a la gente que habla sobre ellos. Es más, con la posibilidad de segmentar por localización, si hay un concierto cerca de donde el usuario ha twiteado, entonces podrá mostrarle un tweet invitándole a asistir.

Hasta ahora, Twitter ofrecía opciones de personalización menos avanzadas. Además de la geolocalización y el idioma permitía a los anunciantes dirigir campañas en función de los seguidores que siguen un perfil. Por ejemplo, para promocionar un producto tecnológico, lo ofrece a seguidores de cuentas que frecuentemente publican cosas sobre estos temas.

Esta nueva publicidad que anuncia Twitter encierra su peligro. Por un lado, el análisis de keywords no es infalible, y menos en un medio como Twitter. Que alguien escriba sobre algo no necesariamente significa que le guste o le interese, podría estar criticándolo. Parecería que Twitter se propone, para evitar estos errores, implementar un filtro que descarte los tweets que contengan un sentimiento negativo.

Otro inconveniente de esta publicidad es que es intrusiva, y como tal, podría provocar la reacción opuesta a la buscada. Los usuarios sabrán que lo que escriben será analizado para luego enviarle publicidad. 
No obstante, Twitter apuesta a este formado luego de varias semanas de pruebas que, dice, resultaron bastante positivas. 

Fuente: www.mercado.com.ar