lunes, 25 de marzo de 2013

Schneider tuvo que retirar una publicidad de la calle, tras ser tildada de "violenta" y “sexista”

La Profesora Analaura Zotti nos acerca la siguiente nota:


Se trata de una campaña en la que se leía la frase "Perdón por buscar el roce en el bondi". La firma ya había suscitado críticas por otro spot en el que un joven lleva a una chica a un albergue transitorio contra su voluntad  



 
Schneider tuvo que disculparse y retirar afiches de publicidad de la vía pública ante el fuerte repudio que cosechó, sobre todo en las redes sociales, por un spot acusado de "sexista" y de "naturalizar la violencia de género".
En el marco de su campaña "Perdón", la marca de cerveza expresaba a través de un comercial la siguiente frase: "Perdón por buscar el roce en el bondi".
Muchas mujeres que vieron la campaña se sintieron ofendidos y los usuarios de las redes sociales llegaron a armar una fan page para repudiarla, lo que llevó tanto a la marca como a Ogilvy -agencia a cargo de la acción- a pedir disculpas públicamente y retirarla.

 
Ante las críticas que despertó el comercial, el interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), Pedro Mouratian, anunció que el organismo "está iniciando actuaciones para hacer cesar esa conducta".
El funcionario anticipó que se iba a contactar con la agencia de publicidad responsable del aviso para pedirle que lo levantara.
"Esta publicidad es un muestrario, un exponente típico de violencia simbólica en cuanto cronifica a las mujeres en el estereotipo de la pasividad mientras que te apoyan, mientras que el hombre, para serlo, tiene que tener este tipo de conductas", sostuvo Perla Prigoshin, presidente de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (Consavig).

En declaraciones a Télam, Mouratian, por su parte, agregó que "el aviso banaliza una práctica denigrante hacia las mujeres, como lo es el acoso sexual que se ejerce en el transporte público".
"Sin dudas constituye discriminación y violencia contra ellas, en transgresión a diferentes leyes y tratados internacionales", afirmó.
Las expresiones de rechazo se canalizaron principalmente a través de una página de Facebook "Repudio a la campaña en vía pública cerveza Schneider" -y que tenía 3.300 adhesiones-, donde indignados internautas se despacharon contra el aviso.

"La campaña presenta el acoso como algo simpático. `El roce en el bondi` es `apoyar`, y está penado. Mientras en el país crece la violencia de género, publicistas irresponsables naturalizan situaciones sexistas. El sexismo mata. No seas cómplice", dicen sus autores en la presentación del perfil de Facebook.
La empresa decidió disculparse por el mismo medio, sugiriendo que el inconveniente reside no en la campaña misma sino en la interpretación "alternativa" dada por las personas que se quejaron.
"El equipo de trabajo de Schneider está integrado tanto por hombres como por mujeres y lamentamos que el objetivo humorístico de la campaña haya sido interpretado de una forma alternativa. Sin embargo, decidimos remover esta pieza en particular ya que entendemos que podría ofender, molestar e incomodar", dice la página de Facebook de Schneider.
La agencia publicitaria, por su parte, también ensayó una suerte de justificación al afirmar que "desde Ogilvy and Mather Argentina repudiamos cualquier tipo de violencia al género femenino" y que "la intención comunicacional de la campaña siempre estuvo puesta en la inmadurez de los hombres, pidiendo perdón por ello".

El afiche es una nueva entrega de la campaña publicitaria "Perdón" que ya había suscitado críticas por incluir mensajes como "Perdón por pensar que un `No` es un `Sí`" en un aviso televisivo en el que se que muestra a un joven llevando a una chica a un albergue transitorio contra su voluntad.
En otro comercial, que sigue estando al aire, la marca compara a las mujeres con un auto y las ubica en un lugar inferior.
"Lo perverso que tiene esta publicidad es que viene construyendo una subjetividad que opera como factor de naturalización del maltrato y se banaliza lo de usar el cuerpo de la mujer como objeto de apropiación por parte de los hombres", aseguró Prigoshin.

A fines de noviembre de 2011, el Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión ya había emitido un informe negativo sobre los avisos televisivos "Segunda" y "Hermana" creados también por la agencia Ogilvy para la cerveza Schneider, lo que motivó que la empresa los retirara rápidamente del aire.

Fuente: www.iprofesional.com