viernes, 28 de septiembre de 2012

Amazon: lo barato también puede ser cool

Amazon lanzará al mercado una nueva generación de tabletas de siete pulgadas que buscarán competir con los productos de Google y Apple. Se espera que la nueva Kindle Fire mantenga su precio pero intente competir en el mercado de las tabletas de alta gama.

En la semana caliente de los lanzamientos de dispositivos tecnológicos orientados al consumidor masivo, Amazon también hará su apuesta hoy por la tarde. En el evento organizado para la prensa y los analistas en Santa Mónica, se espera que se anuncie una nueva generación de tabletas de siete pulgadas para competir con el Nexus 7 de Google y el iPad de Apple. Pero más allá de mostrar por primera vez los nuevos dispositivos, Amazon intentará convencer al mundo de que sus productos son baratos pero no por eso menos elegantes.

El plato fuerte será la nueva tableta Kindle Fire que contará esta vez con un procesador más veloz, una cámara y un puerto HDMI. Todo, prometen, a un precio muy competitivo. Aunque el Kindle Fire buscará su lugar entre las tabletas de alta gama, se espera que también debute otra opción más económica con una interfaz nueva y más espacio RAM.
El desafío de la empresa será probar que el Kindle Fire está a la altura. Por su precio, los consumidores la asocian con las tabletas de gama inferior. Los problemas de sensibilidad en la pantalla y la estrategia de enfocarse hacia la venta de entretenimiento la excluyen del mercado que domina Apple y que sigue de cerca Google. En definitiva, hasta ahora han vendido la idea de que se trata de hardware barato. Con esta nueva generación están tratando de reorientar la estrategia.

Al lanzar dos nuevos modelos, Amazon intentará complacer a dos segmentos bien diferenciados: los que buscan la oferta y los esnob de las tabletas. Es al segundo grupo al que más quiere complacer la empresa porque Apple, con su futura tableta de 7 pulgadas y el Nexus 7 con su oleada de popularidad, comenzarán a pisarle los talones. El Kindle Fire deberá mejorar la experiencia de usuario, por un lado, y cambiar la percepción del consumidor respecto al producto, por el otro. Una mejor pantalla, un chip más rápido y una actualización en el software serían la solución a estos problemas.

Es posible que en este lanzamiento, o en el futuro cercano, Amazon intente probar suerte con una tableta más grande, cercana a las 9 pulgadas. Mientras más entretenimiento quieran incluir en el Kindle Fire más deberán analizar esta idea: una pantalla chica para ver videos no es suficiente.
Si Amazon logra deshacerse de la percepción de que sus tabletas son baratas y de que sus problemas de hardware y software son cosa del pasado, estará bien posicionada para vender muchas unidades durante los meses cercanos a la navidad.

Fuente: www.mercado.com.ar