sábado, 9 de junio de 2012

La importancia del análisis de mercado

Algunas empresas gustan de realizar informes de mercado más que otras, desestimando su importancia a la hora de tomar decisiones estratégicas

Aunque las personas de negocios siempre quieren saber qué es lo que los consumidores quieren a la hora de tomar decisiones, algunos desestiman la importancia de los estudios de mercado porque privilegian más la espontaneidad de los creativos.

El caso de Steve Jobs es paradigmático. En las diferentes biografías que salieron al momento de su muerte, se lo describe como un hombre opuesto a las investigaciones de mercado. Simplemente no le gustaban y, a la hora de crear campañas publicitarias para sus productos, no las usaba. Sin embargo sus productos fueron tremendamente exitosos y sus campañas bellas, en todo sentido.
En parte la clave está en el genio de Jobs. Pero también es cierto que muchas veces el fundador de Apple erraba en algunos conceptos: quizo llamar al iMad el MacMan y poner un borde de cuero alrededor del programa iCal, en contraposición a las demás aplicaciones de líneas simples que dominan la interfase de una Mac.

Lo que diferenciaba a Steve Jobs es que confiaba en su agencia y en su equipo creativo. Chiat Day fue la encargada de pensar la ilustre campaña “Think Different”: aunque no siempre estuvieron de acuerdo en todo, llegaron a un producto final que hizo historia en la publicidad. Jobs lo hizo sin gastar un centavo en análisis de mercado.
En general, empresas como Apple odian los estudios de mercado porque, por ser extremadamente metodológicos, matan a la creatividad. Poder triunfar sin ellos habla de la cultura corporativa y marca una excepción, no la regla.

Los analisis de mercado han sido usados con mucha efectividad para demostrar tendencias de consumo. El ganador del premio Marketing Week Engage de este año fue Radio Advertising Bureau que ayudó, con sus investigaciones, a aumentar 13% los ingresos por publicidad en 2011. Demostraron, simplemente, que la radio crea un ambiente emocional positivo para la publicidad.
El hecho de que se hayan focalizado en cómo la radio afecta el humor y el comportamiento de las personas distingue a esta consultora de otras: hicieron hincapié en una premisa atractiva en vez de juntar datos y vomitar información. Los especialistas en marketing no deberían parar la nariz delante de las buenas investigaciones: siempre darán datos sobre lo qué el consumidor quiere y lo que piensa. El desafío está en crear buenas preguntas y conseguir datos relevantes.

Fuente: http://www.mercado.com.ar/