viernes, 27 de abril de 2012

El complicado panorama que enfrenta la tecnología japonesa

La siguiente nota es enviada por el Prof. Ricardo Fregenal:

Con años de dominio del mercado tecnológico, firmas como Sony, Sharp y Toshiba enfrentan los cambios en la industria de los televisores y los smartphones, y una dura competencia de otras compañías asiáticas

Hace no mucho las empresas de tecnología japonesas eran las reinas de la industria. Pero a lo largo de los últimos 20 años han sucumbido a la presión de las de Taiwán, Corea del Sur y China. Además, Apple regresó de sus cenizas y se convirtió en un rival de cuidado en informática con las Mac y en la telefonía celular con el iPhone.
El ejemplo más cercano de la crisis de la industria tenológica japonesa fue el anuncio este jueves de que Sony reducirá su plantilla de empleados en 10.000 puestos y se focalizará en segmentos determinados, en momentos en que intenta lidiar con enormes pérdidas.
Esto es una breve mirada a algunos de los más conocidos nombres de la industria y las áreas en las que Japón se está quedando atrás.

Sony :El presidente de Sony, Kazuo Hirai , quiere que la compañía explote su espíritu empresarial. Pero analistas afirman que esto sólo lo logrará con mucho esfuerzo. Parte del triunfo de Apple se ha basado en el software que emplean sus teléfonos y computadoras.
Los analistas creen que esos programas son un elemento cada vez más importante en la informática y, por desgracia para Sony, es precisamente el área en la que son más débiles. Los últimos dispositivos también se basan en tecnología muy avanzada para permitir a teléfonos inteligentes y otros gadgets funcionar sin exigir demasiado a la batería.
Su principal rival, la surcoreana Samsung es muy potente en eso, mientras Sony y otras empresas japonesas se han quedado atrás.

Sharp: El fabricante de televisiones Sharp pasa por problemas similares a Sony. Espera registrar una pérdida en 2011 (cuyo año fiscal termina en éste) de 4700 millones de dólares. En 2007, la empresa decidió invertir 4400 millones de dólares en una planta gigante cerca de Osaka para fabricar pantallas planas.
Sharp pensó que la instalación le iba a permitir fabricar pantallas enormes a un costo menor que el de sus rivales. Sin embargo, la apuesta no funcionó pues la competencia incrementó tanto la producción que hizo caer los precios. Sharp se vio obligada a vender un 46 por ciento de la planta a su rival taiwanesa Hon Hai , cuya subsidiaria Foxconn es conocida por ser uno de los principales proveedores de Apple para fabricar el iPhone y la iPad.

Panasonic: En febrero, Panasonic predijo que tendría pérdidas anuales que podrían ascender a una cifra récord de 10.200 millones de dólares. Como Sharp y Sony, la empresa fue golpeada por la competencia exterior y por la reciente subida del yen japonés. No obstante, Panasonic ha tenido éxito en el campo de la energía con pilas recargables y paneles solares.

Videojuegos: Tanto Sony como Nintendo son dos grandes en el mundo de los videojuegos. Sin embargo, ahora están siendo presionados por rivales muy potentes, como Microsoft con su Xbox. A su vez, los títulos sin costo alguno, y en la mayoría de los casos gratuitos, los juegos en teléfonos inteligentes son una alternativa cada vez más atractiva para los consumidores.
En este segmento, Apple logró imponer su modelo de negocio basado en la tienda App Store, seguido de cerca por Google con su plataforma Android.

Cámaras digitales: El de las cámaras es un mundo dominado por Canon, Nikon, Olympus y Sony. A las cuatro empresas les va bien. Su tecnología se emplea más allá de las cámaras. Los procesadores de imágenes de Sony son usados en teléfonos inteligentes, un área que crece de forma sostenida. A pesar de sus problemas corporativos , Olympus está teniendo bastante éxito en la tecnología de imagen destinada a la medicina.
Todo esto, en el contexto de un país que recién se está recuperando del devastador terremoto que asoló la isla hace un año , y que dañó varias fábricas del país, incluyendo las productoras de resina BT, que se usa como sustrato en celulares y dispositivos portátiles. Unas pocas compañías japonesas concentran el 40% del mercado mundial , y después del terremoto hay varias estrategias en desarrollo para descentralizar su producción y no depender de las factorías niponas

Fuente: www.lanacion.com