viernes, 23 de marzo de 2012

Errores que matan: conozca las siete razones que pueden hacer fracasar una marca

La siguiente nota es un aporte del Prof. Patricio Amaral:

Triunfar en el mundo de los negocios no es tan fácil como parece. De hecho, algunas firmas terminan quedando por fuera del mercado sin saber exactamente cuáles fueron sus fallas. En esta nota, algunas de las más frecuentes en la visión de expertos

La creación de una marca, así como el lanzamiento de un producto al mercado requieren realizar una inversión de dinero, tiempo y esfuerzo.

Sin embargo, muchas son las firmas que, sin siquiera saber exactamente por qué, con el paso del tiempo no logran colocarse en el mercado y terminan por cerrar.

Por ese motivo, como señala el portal Puro Marketing, es muy importante tener ciertos puntos en cuenta, inclusive, antes del armado mismo de la marca.

Por ejemplo, es necesaria la realización de una serie de estudios y consideraciones para evitar algunos errores como la falta de visión global y de conocimiento de los clientes, la competencia, la plaza o el producto.

Por eso, aquí la lista de las 7 equivocaciones que pueden "matar" una marca:

1. Falta de conocimiento del mercado
Tiene que ver con la falta de información sobre:

· La demanda potencial, el tamaño actual y la previsión futura del segmento sobre el cual se va a operar.

· La cuota de mercado que es posible conseguir.

· Los métodos más apropiados de distribución.

2. Ofrecer un producto inadecuado
Esto ocurre debido a la inexperiencia en la fase de producción y a la falta de controles de calidad.

A su vez, puede ser que la marca esté convencida de que un producto va a funcionar, pero que el cliente no lo vea de la misma manera.

Por eso, el mismo debe estar adecuado a las necesidades o gustos del mercado, no a las de la empresa o a las de los procesos productivos.

3. Un esfuerzo ineficaz en marketing y ventas
Los malos resultados, a menudo, indican que los esfuerzos realizados en la promoción de la marca fueron inadecuados o que estuvieron mal dirigidos.

En este punto, es muy importante saber qué medios son los mejores para que el público escuche el mensaje.

4. No prevenir la reacción de la competencia
Implica no advertir, por ejemplo, que la competencia puede reaccionar con descuentos especiales o con ofertas que actúen sobre el precio.

Para ello, primero hay que reconocer quién es dicha competencia y qué hace antes de lanzar un negocio, no importa lo complicado que esto sea.

5. Ofrecer productos con una duración inadecuada
En la actualidad, el rápido avance tecnológico es responsable de que los productos o servicios se vuelvan obsoletos con mayor rapidez o que pasen de moda fácilmente.

Por eso, conviene intentar "moverse" tan rápido como la moda o la tecnología para no quedar por fuera del mercado.

6. No lanzar el negocio en el momento más oportuno
Un nuevo producto o servicio debe ser lanzado antes de que surja el interés real por el mismo o la necesidad técnica.

En caso de ya estar en el mercado, también es importante detectar cuál es la temporalidad del mismo, para acomodar los lanzamientos a ella.

7. Una capitalización inadecuada
Suele existir una excesiva inversión en activos fijos, con las dificultades financieras resultantes.

La parte económica de un negocio es clave, pero resolver los problemas desde un inicio aún más.

Por eso, hay que estar preparado para arrancar, no invertir de más en activos fijos y buscar ir creciendo poco a poco.


Fuente: Iprofesional.com