viernes, 19 de agosto de 2011

Curiosidades detrás del boom

Seis de cada diez son chicos, cae el patentamiento de importados de lujo y llegan algunos híbridos

Ni los propios lo creen. El mercado automotor no deja récord por pulverizar. En los primeros siete meses del año se vendieron 511.872 autos 0 km. ¿Qué significa esa cifra? Pues que hubo un aumento del 29,7% respecto del mismo período que el año último o que se vendieron 3605 autos por día. Sólo para ponerlo en escala, en 2010, período de récord para la industria, se vendían 2759 vehículos nuevos cada 24 horas.

Claro que detrás de los números fríos hay ciertos fenómenos que bien vale la pena analizar. En principio resalta la imbatibilidad del Volkswagen Gol. El más económico de los autos de la marca alemana, automotriz líder en ventas del mercado total, acapara en lo que va del año el 8,45% del total de las ventas de autos 0 kilómetro. Y el pequeño viene repuntando. A esta altura, en 2010, ese porcentaje era del 5%. Claro que todavía tiene que andar si quiere llegar a los números que mostró a fines de 2009, cuando 12 de cada 100 autos que se vendían eran de ese modelo.

Justamente el segmento de los chicos es, por lejos, el más vendido en la Argentina. Entre los autos de menor precio de las automotrices se concentra la gran mayoría de los patentamientos. Alrededor de 6 de cada 10 autos nuevos son los denominados chicos.

La pelea está ahí adentro y, claro está, las marcas lo saben. Por eso, la competencia es feroz allí adentro y la histórica fidelidad a la marca parece haberse perdido.

Más allá del predominio del Gol, los precios mandaron a la hora de marcar diferencias. Por ejemplo, Renault, que el año último apostó a su modelo Sandero como estandarte en ese segmento competitivo, logró pasar de un modesto 0,86% de participación en el mercado con ese modelo en 2009 a un 4,06% en los primeros siete meses de 2010. Ahora, la firma aumentó su mercado con el exitoso Sandero, con un 4,26% del mercado, lo que lo convirtió en el tercer auto más vendido del país, detrás del Gol y del Chevrolet Classic (anteriormente llamado Corsa).

Y hay más datos llamativos. Por ejemplo, el impacto de las medidas oficiales que, claro está, benefician a unos y golpean a otros. Por ejemplo, el pulso del campo. Después de un 2008 de conflicto, en 2009, cuando se cosechó gran parte lo que se había sembrado el año anterior, el segmento de comerciales livianos, que es en el que se concentran los principales vehículos que consume el campo, mostró su caída. El año del conflicto se patentaron 76.725 utilitarios mientras que al año siguiente esa cifra cayó a 58.720.

Hay más medidas económicas que bien podrían reflejarse en la venta de autos. Por ejemplo, la restricción a las importaciones. Allí está el caso de la automotriz alemana BMW que, por no fabricar nada en el país, tiene graves problemas para lograr que sus autos pasen por la Aduana. Sus números así lo reflejan. En un mercado que crece a un ritmo de un 30% anual, la alemana pasó de vender 2305 autos en los primeros siete meses de 2010 a despachar 1547 en el mismo período de este año. ¿Qué representa? Una merma de un 33 por ciento.

Claro que hay quienes se beneficiaron con la medida. Por ejemplo, los habitantes de Tierra del Fuego, la provincia más beneficiada con la argentinización de productos varios. Allí las ventas crecen. Sus 126.190 habitantes compraron de enero a julio 3518 autos, a razón de un auto cada 35 habitantes. En La Rioja, por ejemplo, apenas un vehículo por cada 149 logró comprar un 0 kilómetro. Y hay otro punto que bien podría hacer sonrojar a los gobernantes riojanos. En un mercado que crece un 30% en promedio, las ventas de 0 km en La Rioja aumentan a un ritmo del 7,69%, muy lejos de la media.

Y si de particularidades se trata, la conciencia ecológica a la hora de comprar un vehículo está lejos de instalarse como masiva. El Toyota Prius, único auto híbrido que se ofrece en el país, lleva vendido 76 unidades. Claro está que su precio arranca en 41.900 dólares..

Fuente: www.lanacion.com