domingo, 17 de abril de 2011

Packaging: A los niños les gustan más los alimentos cuando tienen dibujos animados en su envase

La siguiente nota es recomendada por el alumno Juan Pablo Fernández:

Un nuevo estudio mostró que los niños piensan que los alimentos tienen mejor sabor si tienen personajes de dibujos animados en su envase. El uso de estos personajes por las empresas suele ser un tema de fuerte debate pues en la mayoría de las ocasiones se emplean para vender productos de baja calidad nutricional. Con esto se demuestra la fuerza que tiene la publicidad en la alimentación.

Investigadores de la Universidad de Pennsylvania probaron la influencia de estos envases en su comercialización con 80 niños entre 4 y 6 años para que probaran un nuevo cereal creado para el experimento, llamado Bit Azúcar y Bit Saludable. Una caja de cada tipo tenía personajes de dibujos animados como Mumble y Gloria de la película “Happy Feet” en la parte delantera, en tanto que uno de cada tipo no lo hizo.

A los niños se les dijeron los nombres de los cereales y todos probaron el contenido de una caja, solicitándoles que calificaran su sabor entre 1 y 5. Los resultados fueron publicados en la edición de marzo en los Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine y fueron los siguientes:

Los niños que comieron el cereal con los pingüinos en la caja, el cereal les gustó más que a aquellos que lo probaron si este envase.

El nombre del cereal también tuvo una influencia en el gusto. Cuando no había personajes en las cajas, los niños encontraban mejor sabor en el cereal Bit Saludable, sobre el Bit Azúcar.

Los niños que consumieron Bit Azúcar sin el dibujo en la caja le dieron la calificación más baja.

“Cuando veían un personaje en la caja, el cereal les gustaba, sin importar cuál era”, comentó Sarah Vaala, una de las autoras del informe.

Margo Wootan, del Center of Science in the Public Interest comentó que: “todavía hay un montón de personajes agradables para los niños en los paquetes de alimentos, pero por desgracia, son en su mayoría, alimentos muy poco saludables como la comida rápida o cereales azucarados”. “Esto hace que sea muy difícil para los padres alimentar a sus hijos de manera saludable”, finalizó.