martes, 22 de junio de 2010

Cuál es el valor de las marcas para los futuros decisores de compra?

La influencia de los jóvenes a la hora de decidir las compras del hogar nunca pasó desapercibida. Sin embargo, el valor de sus opiniones parece ser cada vez mayor.


Los adolescentes y Tweens, esa generación de 12 a 14 años que también toma protagonismo a la hora de pensar en las compras de un hogar, son los nativos digitales, quienes nacieron con Internet.


Esta característica también los hace diferentes y más importantes, porque serán los principales compradores de las generaciones futuras.


En este contexto, Creafutur, Havas Media y Yahoo, realizaron una investigación para saber cómo son estos consumidores, qué prefieren, y qué protagonismo tienen en el hogar.


El valor de la marca

El trabajo reveló que los adolescentes actuales prefieren los productos de marca.

Esto se da especialmente en los países emergentes:
• 75% de chinos
• 69% de brasileños
• 61% de mexicanos

En cada una de las encuestas realizadas afirman que compran siempre productos de marca conocida.


Mientras que los franceses y los españoles son los que menos marcas consumen, con un 45 y un 33% respectivamente, los mexicanos y los ingleses son los más inclinados a comprar los productos que han visto anunciados, mientras que los franceses son los que menos se sienten influidos por la publicidad.


Sin embargo, si bien la importancia de las marcas para los teens del futuro permanecerá intacta, a medida que los adolescentes se vayan haciendo adultos-jóvenes las marcas irán perdiendo pesos y el precio será el factor de decisión protagonista.


Por otro lado, estas conductas se darán con menos intensidad en los países emergentes, como México y Brasil, que mantendrán sus actitudes aspiracionales, según revela el informe.


Hábitos

Este público que será clave en el futuro, tiene hoy algunas preferencias para ocupar su tiempo.


El 70% de los teens dedica buena parte de su tiempo a estudiar y dependen por completo de su familia, aunque están dispuestos a esforzarse por alcanzar su independencia.


El 79% de los teens españoles, por ejemplo, no ha tenido contacto aún con el mundo laboral. El 60% influye en la compra de alimentación y productos de hogar, con un peso decisivo en alimentación (68%), ropa (67%) e higiene personal (52 por ciento).


En el 2010 se muestra como un target que querrá consumir productos ecológicos (65%), coches eléctricos (52%), no querrán pagar por los contenidos pero sí aceptarán publicidad a cambio de acceso gratuito (50%) y se mostrarán dispuestos en un porcentaje muy elevado (82%) a compartir el gasto y posesión de algunos bienes como por ejemplo el auto.


Por otro lado, las redes sociales son el instrumento de relación de estos grupos y la computadora la consideran imprescindible.


Actualmente, un 68% de teens usa redes sociales para contactar con amigos, y se prevé que esta cifra vaya en aumento con la aparición de nuevas redes, mucho más especializadas, que permitirán que los jóvenes se vinculen a partir de inquietudes, actividades o aficiones concretas.


Valoración a futuro

“El estudio ha sido creado con el fin de valorar en profundidad al target adolescente proyectando este conocimiento hacia los próximos diez años, momento en que este público, primera generación de nativos digitales, será el target clave para medios y marcas, con autonomía total en la toma de decisiones de consumo y motor potente de compra en su unidad familiar”, revelan en el trabajo.


En este contexto, conocer sus pautas de consumo pasa por dar respuesta a qué
consumen, cómo se informan y se comunican, qué motivos les llevan a consumir, dónde compran, cómo llevan a cabo este consumo y cómo pagan.


Las respuestas desvelan qué categorías son importantes hoy y cuáles lo serán en el 2020 permitiendo que cualquier compañía pueda prever si ocupará entonces el sector adecuado.


Además, entre los teens (15 a 19 años) y los tweens (12 a 14 años), componen un grupo que alcanza hoy el 17,5% de la población mundial y del que se estima que en los próximos 20 años sólo crecerá un 3 por ciento.