viernes, 21 de mayo de 2010

La publicidad online podría alcanzar el 50% del mercado publicitario en 5 u 8 años

Aporte realizado por Pablo Santos

17-05-2010 por Redacción
La proliferación y el crecimiento del mercado de la publicidad online es un hecho constatable que ha demostrado la madurez de un medio como internet que a su vez ha logrado captar a la confianza de las marcas y anunciantes.

Las previsiones de futuro se muestran realmente optimistas sobre el crecimiento de la publicidad online durante los próximos años aunque hay quienes aumentan las expectativas en cuanto a la evolución de este mercado.

En este sentido destacar las recientes declaraciones al respecto de Nikesh Arora , Presidente de Operaciones de Ventas Globales y Desarrollo Empresarial de Google, quién prevé que en un plazo de entre 5 y 8 años, entre el 30 y 50 por ciento de la publicidad será digital. Es decir, que la publicidad online podría acaparar hasta la mitad de la cuota global del mercado publicitario.

Aunque pueda parecer una afirmación atrevida, tampoco lo es descabellada si tomamos en cuenta lo que está ocurriendo en países como Reino Unido donde la publicidad online acapara ya el 20% del mercado publicitario.

El cambio de paradigma y tendencia actual, junto al aumento del comercio electrónico y las compras on line son uno de los factores principales para pensar esto pueda suceder así. Sumado a ello, la crisis ha supuesto un cambio de rumbo en las estrategias de comercialización de las empresas, que han aumentado más que nunca sus inversiones en el medio internet, ya sea a través de acciones de venta directa, publicidad, o estrategias de marca.

El avance de la tecnología está permitiendo una evolución del mercado publicitario online donde se espera una "nueva ola o boom" donde el video se posiciona como el formato publicitario con más proyección y demanda entre los usuarios y consumidores, además de un nuevo segmento en eclosión como es el de la publicidad y el marketing móvil que está experimentando un enorme crecimiento en los países desarrollados y los mercados emergentes.