jueves, 22 de abril de 2010

Eventos deportivos de golf para empresas

Aporte realizado por la alumna Daniela Dominguez

Una forma de maximizar la estrategia de fidelización de clientes.



"La práctica el golf se han convertido en una parte básica de la estrategia de marketing de muchas compañias para fidelizar clientes y empleados o posicionar una marca"


Tan importante se ha convertido el golf en el mundo de los negocios que, en EEUU, ya es un plus importante para algunas empresas a la hora de contratar directivos. Saber jugar al golf se ha convertido en un requisito para los ejecutivos e incluso se imparten clases para aquellos que no lo dominan. No en vano, un estudio de la revista Fortune dice que un 87% de los directivos de las 500 empresas más grandes del mundo juegan al Golf y el 40% confiesa que lo hace para hacer negocios.
En este sentido, decía muy acertadamente Mack MacCkormack, fundador del prestigioso Internacional Management Group, que “puedes decir mucho más como va a comportarse una persona en el ámbito de los negocios después de una ronda de golf que durante cientos de horas de reuniones”.

Eventos de golf como herramienta única de generación de negocios
Organizar un evento de golf viene siendo una estrategia de marketing muy efectiva y rentable en las empresas para lograr la fidelización de clientes y fomentar las relaciones personales de los colaboradores y empleados. Se desarrolla en el entorno más relajado y distendido posible, en plena naturaleza, sin ruidos más que el de los pájaros y el generado por el golpe seco del palo contra la bola.
Y si no, ¿en que evento deportivo o acción de relaciones públicas se pasa casi seis horas en contacto con un cliente clave? En una comida si se estira más allá del café y la copa se puede llegar a las tres horas, lo mismo en un palco de un estadio de futbol, o en un cocktail-presentación de un nuevo producto. Además el golf tiene la particularidad que se compite contra uno mismo y no ocurre como en otros deportes donde se corre el riego de dejar en mal lugar a otras personas.

Organización y patrocinio de torneos de golf para empresas


Como ya se ha dicho, organizar un torneo de golf para agasajar y fidelizar a los mejores clientes se puede convertir en una inversión muy rentable para una compañía. Si además se añaden ciertos detalles distintivos, el golpe de efecto puede ser aún mayor. Un buen jamón ibérico a degustar por los participantes colocado estratégicamente en alguno de los hoyos del campo o un reconfortante masaje tailandés al aire libre a la finalización del torneo pueden ser un claro ejemplo.

Pero si lo que se quiere es hacer marca o promocionar un determinado producto o servicio, patrocinar un torneo de golf puede ser el mejor escenario para posicionar la marca y adquirir prestigio ante un público influyente y de alto poder adquisitivo.

Un patrocinio que puede ser único, adquiriendo así todo el protagonismo, o compartido con otras marcas afines en torneos que se organizan frecuentemente en todos los clubs sociales. La publicidad estática en diferentes soportes diseminados por el campo de golf, la entrega a los participantes de regalos corporativos de golf personalizados con la marca o el sorteo de viajes de golf durante el cocktail posterior al torneo son alguno de los medios más usados para este propósito.



Eventos especiales: Pro-Ams y Circuitos de golf



Otra de las modalidades que estas cobrando fuerza entre la empresas es la de organizar torneos Pro-Ams, que consisten en dar la posibilidad a los clientes más vips de jugar un partido entero con un profesional de mayor o menor relevancia, según importes manejados. Es un verdadero curso intensivo donde los invitados acompañan durante 18 hoyos al “maestro” mientras le imparte una clase magistral en vivo y en directo.

Y cuando se quiere lanzar una campaña global y poderosa, la modalidad del circuito del golf no tiene competencia. Se juegan un número importante de torneos privados a lo largo del año en diferentes campos y localizaciones. La cobertura y resonancia de esta acción es mucho más amplia, pudiéndose llegar a un target de cliente a nivel nacional.

El golf “cotiza” al alza en Bolsa
Según un sorprendente estudio realizado por la Universidad Camilo José Cela, la rentabilidad por dividendo de las empresas que cotizan en Bolsa muestra mejores porcentajes en las empresas con directivos jugadores de golf, y aún mejores en aquellas con los mejores handicaps. Verdad o pura coincidencia, con este estudio, ¿cabe esperar que algún día se impartan clases de golf en las escuelas de economía y finanzas más prestigiosas del mundo? Independientemente de su mayor o menor eficacia, lo que es seguro es que sería mucho más divertido.

Existen otros eventos de empresa en los que puede invertir para llevar a cabo una buena estrategia de clientes, pero pocos como los eventos y torneos de golf suelen dar resultados tan positivos y rentables. Como se ha dicho, además, estos eventos van más allá de la propia fidelización de clientes ya que pueden suponer una inmejorable estrategia de marca, dado que se desarrollan en un ámbito que otorga reconocimiento, imagen y prestigio a la empresa.