miércoles, 28 de octubre de 2009

El último trimestre marcará una reactivación de la economía

Anticipan fuertes subas interanuales en los rubros que habían sido más golpeados a fines de 2008
La construcción cerrará el año con números muy positivos frente a los pobres resultados del último trimestre de 2008 Foto: Archivo
Alfredo Sainz
LA NACION
Al menos en términos estadísticos, la economía argentina ya empezó a dejar atrás la recesión. La mayoría de los rubros mostrará índices muy positivos en el último trimestre del año, aunque con un atenuante que no es menor: la comparación interanual se realizará contra los últimos meses de 2008, cuando la economía local e internacional sufrió un abrupto desplome a partir de la quiebra del banco Lehman Brothers.
Los números más positivos llegarán, precisamente, en los rubros que más habían sufrido el impacto del crack financiero, ya sea porque tienen una alta dependencia de la demanda externa, como la industria siderúrgica o la automotriz, o porque tradicionalmente son los primeros en frenarse ante cualquier crisis, como en el caso la construcción o la venta de electrodomésticos.
"Estamos comenzando a vivir una recuperación en el margen de la actividad, que es más pronunciada en los sectores que más habían caído. El escenario es parecido al que se vivió en 2006, cuando la economía dejaba definitivamente atrás la crisis de 2001", explicó la economista Marina Dal Poggetto, del estudio Bein.
Al igual que en el escenario post-2002, los números positivos que comienzan a exhibir diferentes sectores reabren la discusión acerca de si la economía argentina está ingresando en un proceso de crecimiento genuino o si sólo se trata de un efecto rebote.
"No hay un crecimiento real, porque no hay inversión nueva o una expansión de la producción, sino más bien una utilización de una capacidad que había quedado ociosa cuando se desató la crisis financiera internacional", sostiene Fausto Spotorno, economista del estudio Ferreres.
Spotorno precisa que hablar de crecimiento no parece lo más indicado, en la medida en que muchos rubros de la economía seguirán mostrando una performance por debajo de la que tenían hasta septiembre de 2008. "No hay dudas de que lo peor ya pasó, pero tampoco hay que perder de vista que el sector agropecuario no va a poder repetir los números que alcanzó en el período 2007/08 al menos hasta 2011 y que, con algunas diferencias, el panorama se va a repetir en varios sectores de la economía", señaló Spotorno.
Los últimos serán los primeros
Desde el sector empresario coinciden con el diagnóstico de que en la comparación interanual la economía está ingresando en una etapa de recuperación, aunque tomando como parámetro los números muy flojos del último trimestre de 2008.
"Como el año pasado tuvimos una caída muy fuerte en las ventas a partir de octubre, esperamos un último trimestre con índices mucho más positivos", explica Horacio Ortega, vicepresidente de la empresa Plavicon y socio del Grupo Construya, que releva la marcha de la actividad de la construcción con un índice que mide las ventas de varios rubros, como cemento, pinturas o grifería. "La recuperación se va a sentir especialmente en los rubros que se pueden stockear, como pinturas y cerámicas, y que habían sido los más golpeados a fines de 2008. Hace un año la crisis encontró a los comerciantes con mucho stock en sus locales, y por esta razón cortaron sus pedidos de compra en forma abrupta", explica el empresario.
El cambio de tendencia también se siente entre las inmobiliarias y las terminales automotrices, que doce meses atrás lideraban la lista de víctimas de la crisis financiera. En el caso de los autos, el objetivo de cerrar el año con una venta de medio millón de unidades parece cada vez más cercano, empujado por los datos positivos de los últimos meses. En este sentido, en el sector destacan que en septiembre pasado se registró la menor caída interanual en la fabricación de 0 km. (-13,4%, frente a -40% del primer cuatrimestre del año), mientras que la venta de usados directamente tuvo un crecimiento interanual del 1,3 por ciento.
Por su parte, en el mercado inmobiliario también auguran un fin de año para arriba, profundizando una tendencia que empezó a insinuarse en agosto, cuando el número de escrituras cayó sólo 6,6%, muy lejos de las bajas de 40% que se venían registrando hasta julio.
"A pesar de que el crédito hipotecario sigue siendo mínimo y caro, esperamos un trimestre con números positivos en comparación con los datos muy malos que habíamos tenido a partir de octubre de 2008; según nuestras estadísticas, las ventas vienen creciendo a una tasa superior al 20%", sostiene Néstor Walenten, socio de Walenten Propiedades y presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina.
Claves
• Estadísticas positivas Después de nueve meses de números negativos, se espera que el último trimestre exhiba un marcado crecimiento en la mayoría de los índices económicos, debido a que la medición interanual se realiza contra los últimos meses de 2008, cuando la economía argentina e internacional sufrió un abrupto desplome.
• Demanda externa La recuperación se basará en gran medida en los buenos resultados proyectados para las industrias que más habían sido golpeadas por la crisis internacional, como la siderurgia y la automotriz.
• Mercado doméstico En la lista de rubros en alza también figuran la construcción y la venta de electrodomésticos, que tradicionalmente son los primeros en frenarse ante cualquier crisis económica