viernes, 14 de octubre de 2016

Más allá de las tiendas: Zara crece con el e-commerce

Omnicanalidad - Experiencia digital; las ventas online avanzaron un 38,5% en el último ejercicio y ya representan el 6,5% de sus ingresos totales en el mercado europeo

Fashion Retail es la empresa a través de la que Inditex, el gigante mundial de la moda propietario de cadenas como Zara o Massimo Dutti, factura las ventas que realiza en Europa a través de Internet. En el pasado ejercicio, que terminó en enero de 2016, disparó su negocio: la facturación creció un 38,5%, al pasar de 606,5 millones a 840 millones de euros, según las cuentas que la empresa ha depositado en el Registro Mercantil de Madrid.
Uno de los grandes secretos que guarda la compañía textil que preside Pablo Isla es cuánto vende en total por Internet en todo el mundo y qué parte de su negocio es ya virtual. El consejero delegado de Inditex justifica cuando se le pregunta que las ventas en tienda física y online están muy mezcladas: hay quien compra ropa en Internet que se ha probado primero en la tienda, y viceversa. Y de ahí, dice, que no tenga sentido revelar los datos.
Las cuentas de Fashion Retail, sin embargo, ofrecen pistas claras: en Europa su negocio digital crece con fuerza. Y las ventas de 840 millones de euros de 2015, sobre una facturación total en Europa de 12.896 millones, significan que cerca del 6,5% de sus ventas en el Viejo Continente llega por este canal.

El beneficio de la filial de comercio electrónico europea ascendió a 49,8 millones de euros, lo que supone un impulso del 37,6% en un año. Los impuestos abonados por los beneficios se elevaron a 19,4 millones de euros, frente a los 15,6 millones del ejercicio precedente.

Base española

El conglomerado de Inditex en Internet, Fashion Retail, agrupa las ventas de las tiendas virtuales de Zara, Bershka, Pull&Bear, Oysho, Stradivarius, Uterqüe, Massimo Dutti y Zara Home.
La compañía se creó en 2011 (en su origen se llamaba Inditex E-commerce), cuando el grueso del comercio online (y sus impuestos) se centralizaba en Irlanda. La empresa, sin embargo, trasladó en 2012 las ventas españolas a España. Aquel año manejaba una facturación de 82 millones de euros al terminar el ejercicio.
Desde entonces, esta filial ha ido ganando peso conforme se sumaban países a su actividad: desde la compañía española se aglutinan ahora las ventas por Internet de España, Portugal, Italia, Polonia, Austria, Grecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Suecia, Suiza, Rumania, Alemania, Francia, Mónaco, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Reino Unido e Irlanda.
Más allá del aumento del negocio, Fashion Retail también ha crecido en plantilla en el último ejercicio. Hasta este último año con 293 personas, frente a 255 trabajadores del ejercicio precedente.
La compañía anunció cuando presentó sus resultados globales de 2016, en marzo, que iba a incorporar ese mes la venta online de todas las marcas en algunos mercados europeos que restaban. Se estrenaron en Croacia, Eslovaquia, República Checa, Bulgaria, Finlandia y Hungría. Además, la última semana estrenó la tienda virtual en Turquía. En las cuentas de Fashion Retail no revelan si todos esos nuevos mercados se incorporarán también a las cuentas de la filial española.

Fuente: www.lanacion.com