sábado, 11 de junio de 2016

Nike juega duro para retener a sus atletas

La marca demandó al campeón mundial de 800 metros porque se pasó a un competidor

Uno de los corredores olímpicos más prometedores de Estados Unidos asistió a una competencia en Los Ángeles el mes pasado buscando rivales, pero en cambio recibió una demanda interpuesta por Nike Inc.
Boris Berian-el campeón mundial de los 800 metros bajo techo- fue abordado por un representante de Nike con documentos que alegan que el atleta de 23 años infringió su acuerdo de patrocinio cuando accedió a un auspicio con New Ba-lance Athletics Inc. y declinó lo que Nike describió como una oferta que igualaba a la de su competidor.
Apenas semanas antes de las pruebas para determinar el equipo estadounidense para los Juegos Olímpicos, Nike busca una orden de alejamiento temporal que prevendría que Berian compita con indumentaria que no sea de Nike.

Nike es conocida por su agresiva búsqueda de contratos con atletas, dicen agentes deportivos, entrenadores y ejecutivos de la industria, pero una demanda como la actual es algo inusual. Que el mayor fabricante de indumentaria deportiva del planeta libre una batalla legal por Berian, un corredor poco conocido que servía hamburguesas hasta que volvió a dedicarse al deporte hace un año, muestra lo mucho que Nike quiere impedir que otra estrella potencial compita con el logo de un competidor.
Berian se ha retirado de dos carreras que se llevarán a cabo pronto y podría no participar en las pruebas preolímpicas, que comienzan el 1 de julio, según su agente Merhawi Keflezighi. "Si Boris tiene que competir con una afiliación de Nike, tal como Nike asegura que tiene que hacerlo, él lo pensará dos veces", dijo Keflezighi. El contrato de Nike, agregó, incluía condiciones que el de New Balance no tenía.
Berian firmó en junio pasado un contrato a corto plazo con Nike, el cual expiraba el 31 de diciembre, pero mantenía el derecho a igualar cualquier oferta de un rival por 180 días. Berian aceptó una oferta de New Balance en enero y ha corrido con zapatillas de esa marca, pese a que Nike argumenta en su demanda que el patrocinio se mantiene vigente.
"Nike valora sus relaciones con los atletas y esperamos que ellos honren sus compromisos contractuales", dijo la empresa el lunes. "En donde sea necesario, tomaremos medidas para proteger nuestros derechos".
En documentos presentados en la corte de distrito de Portland, Oregón, el gigante de indumentaria dijo que "sufriría daños serios, sustanciales e irreparables si [Berian] promociona los productos de un competidor".

Las tensiones entre atletas y las empresas que financian los deportes olímpicos han subido recientemente. Nike y Adidas AG se enfrentaron en dos eventos el año pasado, interfiriendo con los equipos de postas estadounidenses y obligando a la intervención del director de atletismo de EE.UU., Max Siegel, para mediar una tregua durante los campeonatos mundiales de Beijing.
Nike tiene un dominio extenso del atletismo. Ha sellado acuerdos de patrocinio con los principales equipos nacionales, incluyendo Kenia, China, Alemania y Canadá y su pacto con el equipo estadounidense fue extendido hasta 2040, lo que significa que su logo está en todos los uniformes. El atletismo sigue siendo la categoría más grande por ventas para Nike, con la que recaudó US$4.900 millones en su año fiscal más reciente.
Su fortaleza proviene en gran medida de su principal ejecutivo de marketing para este deporte, John Capriotti, ex entrenador de atletismo de la Universidad Estatal de Kansas. Capriotti supervisa un presupuesto anual de marketing de entre US$60 millones y US$90 millones, el cual sube un poco en los años de los Juegos Olímpicos, según un fuente al tanto.
Sin embargo, New Balance, Puma SE y otras empresas están incrementando sus ofertas de contratos a los talentos prometedores, con la esperanza de quitarle terreno a Nike. Esto ha sucedido en otras ocasiones. Puma logró un acuerdo de patrocinio con Usain Bolt cuando apenas despuntaba y se aferraron a este durante toda su carrera. El corredor de 29 años, que ha ganado seis medallas de oro en los Juegos, anunció que se retirará el próximo año, creando un espacio para la próxima superestrella de este deporte.

En los meses previos a los juegos de Rio, las batallas por talento se han intensificado. Dos corredores prometedores, Andre De Grasse de Canadá y Trayvon Bromell de EE.UU., firmaron contratos profesionales con Puma y New Balance, respectivamente. Brooks Running Co. perdió su patrocinio de la corredora de larga distancia Amy Hastings Cragg frente a Nike en enero. Apenas un mes después del cambio de patrocinador, Cragg ganó las pruebas de maratón olímpico de EE.UU., lo que le aseguró su pasaje a Rio.
"Usted nunca les va a ganar en cantidad", dice Jesse Williams, director de marketing deportivo de Brooks, en referencia a la estrategia de Nike de patrocinar a tantos atletas como pueda. Él dijo que Brooks, una subsidiaria de Berkshire Hathaway Inc., simplemente no puede darse el lujo de pagar patrocinios para contendientes por medallas en las carreras de velocidad, las cuales según los agentes pueden superar fácilmente las seis cifras anuales.
New Balance le ofreció a Berian un patrocinio por tres años por un valor de al menos US$405.000, que podría incrementarse con bonificaciones por desempeño, incluyendo US$150.000 por ganar una medalla Olímpica o US$100.000 por fijar un récord mundial en los Juegos, según una copia del contrato presentado a la corte.

El contrato con New Balance no incluye cláusulas que reducirían su pago si tiene un mal desempeño o se lesiona, según una portavoz de la empresa, quien dijo que New Balance planea presentar una declaración jurada en apoyo de Berian. Keflezighi dijo que el acuerdo con Nike incluía tales cláusulas de reducción, como se conocen en la industria.
La ironía en la disputa es que si Berian ingresa a la escuadra olímpica, tendrá que vestir el logo de Nike. "Si Berian llega a los Olímpicos se entrenará, competirá y vivirá en indumentaria Nike durante los Juegos Olímpicos de 2016, excepto por las zapatillas, sin importar si está bajo contrato con Nike, un competidor de Nike o nadie", escribió su abogado en un documento presentado a la corte.

Fuente: www.lanacion.com