miércoles, 17 de septiembre de 2014

La revancha de los Millennials: ahora son la "generación amable"

El Profesor Ricardo Fregenal nos acerca la siguiente nota:

Luego de que fueran criticados y llamados narcisistas, empezó a cambiar la visión en el mundo respecto del rol de los jóvenes; el diario New York Times los reivindica

Los jóvenes nacidos entre 1980 y 2000, llamados millennials o generación Y, fueron criticados y acusados de narcisistas, egoístas, vagos y vividores de sus padres. Hace más de un año la revista Time dedicó su portada a este grupo, donde los llamó "la generación yo, yo yo".
En su momento, el periodista que escribió esa nota, Joel Stein, explicó: "Estoy por hacer lo que la gente mayor ha hecho a lo largo de la historia: llamar a aquellos más jóvenes que yo vagos, egoístas y superficiales. ¡Pero tengo estudios! ¡Tengo estadísticas! ¡Tengo citas de respetados especialistas! A diferencia de mis padres, mis abuelas y mis bisabuelos, yo tengo pruebas".
Pero ahora, considerados desde otra perspectiva, parece que en lugar de la generación yo, yo, yo son la "generación amable", y que todo lo malo que se decía sobre ellos en realidad era una interpretación negativa. Esta vez el diario New York Times tomó datos de un estudio del think tank Pew Research Center y concluyó que esta generación es solidaria, se preocupa por la comunidad y tiene muchos ideales.
Para entender a este grupo de jóvenes lo primero es conocer cuáles son las diferencias con las generaciones anteriores, la x y los baby boomers: "La respuesta usual suele ser 'narcisismo' y ensimismamiento en sí mismos. Algunas de las evidencias de esto son la actualización sin respiro del perfil de Facebook y la cascada de selfies que publican", explicó el New York Times en el artículo.
Sin embargo, un panorama diferente emerge "de lo que puede ser el proyecto más iluminador de nuestra era, la secuencia de reportes sobre los millennials del Pew Research Center", agregó el diario neoyorquino.
El estudio realizado por la consultora explica cuáles son las principales características de esta generación. Algunas de ellas son que no creen en las instituciones, no le temen al fracaso, son emprendedores, creen en valores y priorizan lo que consideran calidad de vida por sobre un trabajo estable.
"Casi dos tercios, el 64%, de los millennials dice que preferirían ganar $40.000 dólares al año en un trabajo que les guste antes que $100.000 al año en uno que les parezca aburrido", explicaron en la nota.
Para el diario "no es una sorpresa que la generación de los millennials sea escéptica de las instituciones -políticas y religiosas- y prefieren improvisar soluciones para los desafíos del momento".

¿CÓMO SON LOS MILLENNIALS?

"Puestos juntos, estos hábitos y gustos implican menos narcisismo y más una actitud de comunalismo (communalism) o preocupación por la comunidad. El valor más alto de ellos no es la auto promoción, sino lo contrario, la empatía, una mente más abierta y sentidas conexiones con los demás", agregó el diario norteamericano.
Otro de los puntos clave es que no le temen al fracaso: "Yo sé que por más duro que trabaje, puedo fallar. Y es liberador creer eso". En la era de los start up, de fortunas ganadas y perdidas de la noche a la mañana, de ideas defectuosas en necesidad de continua depuración y re ajustes, el fracaso es el resultado por defecto y también, algunas veces, el ground zero de eventuales triunfos, agregó el diario neoyorquino.
Los millennials también son la nación más perseguida de optimistas y "creen que sus mejores días están por delante". Para Pew esta es una generación compleja e introspectiva, con una proporción mucho más grande de no blancos que sus predecesores y al mismo tiempo un número más grande de personas educadas por un solo padre. Sus miembros también vivieron un número grande de traumas públicos: los ataques terroristas del 11 de septiembre, costosas y no resueltas guerras y la Gran Recesión, sólo en los Estados Unidos.
"Ellos, y nosotros, podemos esperar un poco menos que los mejores días (less-than-best days). Una nueva generación, que todavía no tiene nombre, está creciendo en el mundo que los millennials han hecho y pueden estar ya trabajando en su propia revisión de la vida moral de la nación", concluyó el diario.
Fuente: www.lanacion.com