martes, 16 de abril de 2013

Fuera de moda: las ventas de PC sufren la peor caída de su historia

La siguiente nota es un aporte del alumno Facundo Ariel Fernández


Dicen que no ofrecen nada nuevo y son mucho más caras que las tabletas y los smartphones, sus competidores.

Las ventas mundiales de computadoras personales –de escritorio y notebooks–cayeron un 13,9% en el primer trimestre del año, según IDC. Esto representa la mayor caída desde que esta consultora comenzó a emitir cifras trimestrales en 1994. Para muchos, esto sostiene que la era pos-PC ya comenzó.
El descenso, según algunos analistas, tiene múltiples razones. La principal es que las PC perdieron el glamour de los 90. Y los modelos que incluyen algún tipo de innovación, como las ultrabooks y las All in One, siguen siendo mucho más caras que las tabletas y los smartphones, dos categorías que no paran de crecer.
En Argentina, las ventas siguen la tendencia mundial. “En 2010 se vendieron unas 3 millones de computadoras personales. Un año después, por el auge del Programa Conectar Igualdad, se alcanzó la cifra de 4.300.000. Mientras que el año pasado, por las restricciones a las importaciones, se llegó a los 2, 9 millones,” explica el analista Enrique Carrier, director de Carrier y Asociados.
Lo cierto es que al momento de decidir una compra “ la PC no ofrece nada nuevo, por lo que no existe una motivación de compra. Se puede seguir usando la de hace 3 o 4 años atrás. En cambio, hay otros dispositivos, como las tabletas y los smartphones, que permiten hacer algo distinto. A la portabilidad se le suma la posibilidad de estar siempre conectado” indica Carrier.
Para IDC, los 76,3 millones de computadoras enviados en los primeros tres meses del año marcan el cuarto trimestre consecutivo de baja, un 13,9% menos comparando con el mismo período del año anterior. Gartner estima que fueron 79 millones: un 11,2% menos que en los primeros meses de 2012.
El análisis de la consultora ubica a HP como el mayor vendedor de PC a nivel mundial en el primer trimestre del año, con 15,7% del mercado, seguido de cerca por Lenovo con 15,3% y Dell, con 11,8%. La reducción de envíos, según IDC, alcanzó incluso a Apple (tercera en Estados Unidos) que había ganado mercado en los últimos trimestres.
Como no podía ser de otra forma, Windows 8 cargó con una parte de las culpas. Bob O’Donnell, vicepresidente en IDC fue su querellante. “Mientras algunos consumidores aprecian los nuevos factores de forma y las capacidades táctiles de Windows 8, los cambios radicales en la interfaz de usuario, la eliminación del familiar botón de Inicio y el mayor costo asociado a esta tecnología, hicieron de la PC una alternativa menos atractiva que las tabletas electrónicas y otros dispositivos dedicados a algo puntal”. Y sentenció “Microsoft va a tener que tomar algunas decisiones muy difíciles si quiere ayudar a avanzar al mercado de la PC”.
Lo que no está en discusión es la bondad del sistema, que desde lo técnico es el más avanzado. El problemas es Windows 8 genera incertidumbre entre los usuarios, que no encuentran un justificativo para saltar a esta nueva versión y todavía encuentran su funcionamiento como muy confuso.
Hay algunos sectores de la industria que no pretender iniciar una caza de brujas. Su argumento es que no se le puede cargar toda la responsabilidad al Windows 8, ya que con el 7 también se sufrió un gran retroceso. Y consideran que tanto la situación económica, la transición que está imponiendo la era post-PC, como el auge de los dispositivos de la móviles, tienen más impacto en este declive.
Fuente: www.clarin.com