domingo, 28 de abril de 2013

Crece la tendencia a irse a vivir solo y las marcas incrementan la oferta de productos "listos para servir"

De la mano del crecimiento de los hogares unipersonales, los supermercados incorporan alimentos fáciles de cocinar y que no demanden mucho tiempo. Las razones de esta tendencia y los artículos que dan cuenta de la llegada de la "fast food" al súper


Cada vez son más los argentinos que, por uno u otro motivo, viven solos.
Ya sea porque hoy en día las personas se casan a una edad más avanzada que en otros tiempos o debido a que creció la cantidad de divorcios en los últimos años, fueron ganando espacio los hogares habitados por un solo integrante.
Y esto se advierte a la hora del consumo.
Así lo asegura un informe realizado por la consultora Kantar Worldpanel que revela que "los hogares con uno o dos habitantes menores de 50 años duplican el gasto per cápitarespecto de la media poblacional".
En la misma línea, datos de la Justicia porteña señalan que más de la mitad de matrimonios que se divorcian llevaban menos de 10 años de casados.
De hecho, el 54% de las parejas que se divorciaron en Capital Federal durante 2010 llevaban menos de una década juntos.
Y uno de los ámbitos que se ve afectado por esta tendencia es el supermercado. Allí, lasmarcas deben adaptarse a esta nueva realidad que impera en la actualidad.
Por ese motivo, muchas empresas se enfocan en el lanzamiento de artículos con menos cantidad de porciones y, además, se incrementan los envases de menor contenido.
Además, producto de esta tendencia, hoy gana más espacio en las góndolas un gran abanico de productos freezados, pensados para consumidores que viven solos y cuentan con poco tiempo disponible para la cocina. Principalmente, por la simple razón de que son de fácil cocción y que se preparan de manera casi automática.
"Durante el 2012 hubo un incremento en el consumo de productos listos o de cocción rápida", cuenta a iProfesional.com Federico Rubinstein, Savoury Director de Unilever Argentina.
Y agrega que "en los últimos años se observa un cambio de hábito en la cocina. Generalmente, las personas quieren preparar buenos platos, pero no tienen el tiempo para realizarlos".
Es así que los supermercados se empiezan a poblar de alimentos para hacer en microondas, artículos congelados y mercadería que se publicita bajo la frase "listo en.... minutos".
"El tiempo ya no da para cocinar comida compleja. Por eso, las marcas proponen alimentos nutritivos y que sean, a la vez, prácticos para hacer", indica Emiliano Schwartz desde la consultora especializada en consumo Tomadato.
Otra de las tendencias que creció de la mano del incremento de los hogares de un solo integrante es la de llenar el changuito en los formatos de cercanía, más prácticos para hacer "compras express".
"La llegada del formato de cercanía es consecuencia de que en los últimos años subió la cantidad de hogares en los que vive una sola persona", explica a iProfesional.com Juan Manuel Primbas, Country Manager de Kantar Worldpanel.
Crecen las "compras express"
La cocina se convierte para muchos de los argentinos que hoy viven solos en un tema a "solucionar" lo más rápidamente posible.
De allí que, a la hora de recorrer las góndolas, los consumidores busquen principalmente productos que cumplan con dos condiciones: sean prácticos y fáciles de cocinar.
Esto llevó a que determinadas categorías fueran haciéndose más predominantes en los supermercados. Y las estrellas que marcan el rumbo de esta tendencia son los artículos "freezados".
"Notamos un evidente incremento de la cantidad de los congelados que hoy pueblan los estantes", indica Primbas.
Otra de las características de este tipo de compradores "express", según revela el informe de Kantar Worldpanel, es que se trata de clientes "que usan en forma intensiva las tarjetas de crédito, son ahorrativos y viven conectados".
Por otra parte, aliados infalibles de los consumidores que viven solos a la hora de ir de compra son los envases pequeños.
En esta línea, el economista Fernando Moiguer indica que existe actualmente una tendencia generalizada a nivel internacional que apunta a la preferencia por los formatos más chicos a la hora de hacer las compras.
Y agrega que los argentinos prefieren llevarse "todo en escala más pequeña".
Otro de los cambios que tuvo lugar a partir de esta tendencia es el crecimiento de los formatos "mini" en el sector de supermercados.
En esta línea, Primbas explica que "las personas que viven solas prefieren, en general, los supermercados express".
Como lo afirma el informe de Kantar Worldpanel, "en promedio, estos compradores visitan los puntos de venta cada cuatro días, es decir que tardan un día más que la media en volver al negocio. Además, son fieles a las primeras marcas".
Las cuatro tendencias
Los cambios en los hábitos de los consumidores son perceptibles en las góndolas de los supermercados en donde la organización de los productos, la cantidad de artículos y hasta los envases no son azarosos, sino que responden a una lógica asociada con la demanda.
Y, con respecto a lo que buscan los argentinos cuando llegan a un supermercado, Schwartz indica que esto se puede resumir en cuatro conceptos sencillos:
Rapidez.
Por este motivo, ganan espacio los artículos pensados especialmente para ser cocinados en microondas, por sobre los que requieren una cocción más prolongada.
• Practicidad.
Los argentinos se inclinan cada vez más por alimentos que se cocinen fácilmente y sin muchas complicaciones.
• Funcionalidad.
Ganan terreno en las góndolas los productos "todo en uno" que -con poco tiempo de cocción- ofrecen una comida lo más elaborada posible.
• Calidad.
Si bien se apuesta por el "todo listo", las marcas se esfuerzan cada vez más por incrementar las variedades de cada producto. Por eso, ofrecen una gama opciones pensadas para consumidores exigentes.
Las marcas, al acecho de los compradores apurados
La falta de tiempo y la comodidad a la hora de cocinar son dos tendencias crecientes entre los argentinos que las marcas supieron captar muy bien, lo que las llevó a desarrollar todo un mercado alrededor de la "fast food" de supermercado.
Desde Unilever, Rubinstein señala que la nueva tendencia los llevó a implentar "soluciones que sean ricas, nutritivas, prácticas y accesibles para resolver de una manera práctica la comida de todos los días".
En tanto, Schwartz de Tomadato apunta: "Las empresas detectaron que hay cada vez más gente viviendo sola, sin ganas ni tiempo de dedicarse a cocinar y en los últimos cinco años incrementaron sus apuestas en esta línea de productos".
Y agrega que "esto las llevó a desarrollar toda una serie de productos listos y de fácil cocción y ampliar la gama de los que ya existían".
Algunos de los que menciona el experto son, por ejemplo, las salsas de distintas variedades(tales como pizza, napolitana o cebolla), las sopas de diferentes gustos, una gran diversidad depastas secas que vienen con la salsa ya hecha y los paquetes de arroz más completos y con distintas opciones (como primavera, cuatro quesos y vegetales).
"Lo que se busca son productos más prácticos para cocinar, pero que a su vez se asemejen lo más posible a comidas elaboradas", describe Schwartz.
Otros de los artículos que crecieron de la mano de esta tendencia de comer bien, pero rápido son los rellenos listos para tartas y empanadas que ofrecen algunas marcas y los "puré cheff" con distintas opciones (como vegetales y papás rústicas).
El consumo, cada vez más individual
Además de quienes viven solos, el mercado de los productos individuales también crece al interior de las familias argentinas, que parecen haber cambiado sus hábitos en los últimos años.
Mientras que tradicionalmente las compras en el supermercado se hacían de manera más general, en la actualidad es cada vez más usual que cada miembro del hogar haga valer sus preferencias, lo cual lleva a las largas listas de supermercado y la compra de artículos de un gramaje muy bajo.
"Es cada vez más frecuente ver cómo a veces, dentro de un mismo hogar, cada persona tiene consumos diferentes", apunta Primbas en diálogo con este medio.
Y, en pocas palabras, describe el cambio de tendencia: "El consumo hoy es cada vez más individualizado".
Un mercado en desarrollo
Si bien a la hora de recorrer las góndolas se hace notorio que el incremento de los hogares de un solo habitante marca un cambio en las pautas de consumo, los expertos en la materia indican queel mercado de "productos unipersonales" está aún en desarrollo dentro de los supermercados.
"En un estudio que realizamos sobre el tema, advertimos que la oferta de este tipo de artículos no crece al mismo ritmo que la demanda", explica Primbas.
Es que, más allá de que los congelados y los envases pequeños son parte del paisaje que los argentinos observan a la hora de llenar el changuito, algunos rubros aún no salen del tamaño familiar.
Así lo explica el ejecutivo de Kantar Worldpanel: "Todavía falta que determinados artículos sean pensados para hogares de pocas personas".
En este sentido, el experto menciona dos ejemplos: el de las bebidas y el de ciertos alimentos.
"En el caso de las gaseosas, los envases más chicos son mucho más caros en proporción y todavía no hay pastas en tamaño individual", indica Primbas.
Apostar a los que viven solos
Según los expertos en consumo, la tendencia de consumir productos "listos" y de fácil cocción está lejos de agotarse. Más bien, representa un mercado en constante crecimiento y lleno de oportunidades para las empresas.
"Hoy la oferta de estos productos no está saturada y abre un mundo de posibilidades enorme para las marcas", dice Primbas. 
Y Schwartz coincide en que, para satisfacer la demanda de los consumidores que viven solos, aún hay mucho por inventar: "Todavía hay más de este tipo de productos para desarrollar".
Fuente: www.iprofesional.com