domingo, 21 de octubre de 2012

Ser o no ser Fast Food, esa es la cuestión

Los menús saludables y de bajo costo de los restaurantes fast-casual están poniendo en jaque a los gigantes de la industria de comida rápida. Por esta razón Wendy´s, Taco Bell, Arby's y Sbarro están generando cambios en sus estrategias de marketing que van desde las modificaciones de sus logos hasta la inclusión de ingredientes orgánicos en sus menús. ¿Quién ganará la batalla?

Hábitos alimenticios más sanos y recortes en los gastos de las salidas a los restaurantes fueron algunas de las causas del nacimiento de los fast-casual restaurants. De acuerdo a un artículo de Wall Street Jornal, los jóvenes de entre 18 y 34 años disminuyeron el consumo de comida rápida entre el 2006 y el 2009, y aumentaron la compra de comidas en locales de fast-casual.
Este nuevo tipo de restaurante, posicionado entre las casas de comida rápida y los negocios informales de comidas, es un negocio creciente en Estados Unidos y se caracteriza por ofrecer platos de gran calidad a un bajo costo (entre los 8 y 15 dólares) en una atmósfera diferente a la de los fast-food.

El concepto fast-casual fue generado por el editor Paul Barron a finales de la década del 90 pero no fue popular hasta comienzos de 2010. Barron, en su sitio web www.fastcasual.com señala que todo local gastronómico fast-casual debe presentar una decoración chic y moderna y brindar un menú que incluya platos caseros y saludables. La mayoría de los fast casual siguen esta premisa. Se trata de locales donde funciona el autoservicio, que proporcionan productos naturales como pollos de campo, verduras orgánicas y salsas frescas. Además no utilizan utensilios de plástico y ofrecen comidas de sabores más complejos que las de los negocios fast- food.
 
Lo cierto es que muchas compañías de comida rápida están buscando dejar de ser fast-food para convertirse en fast-casual. Por eso están incluyendo menúes más saludables y cambiando la estética de sus locales. Incluso, para acompañar este cambio, muchas han tomando decisiones más extremas como cambiar su identidad visual, tal es el caso de Wendy´s.
Según se informó, la compañía de la joven pelirroja de trenzas cambiará su clásico logotipo a comienzos de marzo del próximo año. Esta será el primer cambio de su identidad visual, luego de 29 años sin que se produjeran modificaciones en el estilo iconográfico de la marca.
Wendy comunicó que su nuevo logo, diseñado por la firma Tesser, eliminará la emblemática frase “La calidad es nuestra receta” y que le dará un look más actual a la pelirroja emblemática de la marca. Este nuevo estilo será introducido en el packaging, la publicidad, los uniformes de los empleados, los locales, los menús y los websites de la empresa.

Al respecto, Craig Bahner, chief marketing officer de Wendy´s, comentó: “Nuestro nuevo logo reflejará la innovación y el pensamiento fresco que existe en Wendy´s, al tiempo que reforzará los valores que nos permitieron ser una marca querida y distinta”. Y agregó: “Queremos que el mayor símbolo de nuestra compañía refleje la transformación que estamos viviendo”.
La transformación de Wendy´s no se limitará a la modificación del logo, sino que incluirá el diseño de nuevos locales ultramodernos, la creación de una nueva campaña publicitaria y la generación de menús que podrán énfasis en los ingredientes naturales y en las preparaciones frescas. De esta manera se comercializarán nuevos productos como Dave's Hot 'N Juicy Cheeseburgers, una hamburguesa de queso preparada con carne no congelada y ensaladas que contienen ingredientes como frutillas y arándanos frescos.

Pero Wendy´s no es la única preocupada por seguir la ola fast-casual. Otras empresas como Taco Bell, Arby's y Sbarro están haciendo lo mismo. Aunque, les será difícil destronar a Chipotle y Panera, firmemente posicionadas en el segmento.
Los analistas se preguntan si esta inclinación es a causa de la mayor conciencia sobre el consumo de alimentos saludables o si es resultado de la disminución del poder adquisitivo. No hay respuestas para el enigma. "La gente joven está buscando opciones de comida más saludables. Pero no sabemos si, cuando la situación económica se estabilice, volverán a los locales de comida rápida”, señaló a Wall Street Jornal Bonnie Riggs, analista de la industria de restaurantes.

Fuente: www.adlatina.com