martes, 3 de mayo de 2011

Los Perez Compac y Bulgheroni, los más ricos

La siguiente nota es recomendada por el Prof. Ricardo Fregenal:

Son ricos y poderosos, pero, a diferencia de los divos del espectáculo, muchos de ellos no quieren ser famosos. Son los apellidos que manejan las 20 empresas privadas y de capitales locales más grandes del país, encabezados por dos que figuran en la lista de millonarios de la revista Forbes : Carlos y Alejandro Bulgheroni, dueños de parte de Pan American Energy, están 200° en ese ranking, con US$ 5100 millones, mientras que Gregorio Perez Companc, hoy propietario de Molinos Río de la Plata, aparece 879°, con US$ 1400 millones.

En el podio de las empresas que más facturan en la Argentina, sin embargo, no están las de ellos dos, que figuran 6° y 9°, respectivamente. Ese sitial es ocupado por YPF, donde Enrique Eskenazy tiene participación y voz de mando; Techint, el holding de Paolo Rocca, y Telecom, con participación de otra familia fuerte en el mundo de los negocios local, los Werthein.

Símbolo de la internacionalización de una firma argentina, Arcor está en el 7° lugar, hasta el que llegó de la mano de la familia Pagani. Completan el top ten Aceitera General Deheza (5°), fundada por la familia Urquía y hoy en manos de Roberto Urquía; Grupo Clarín (8°), de Ernestina Herrera de Noble y manejado por Héctor Magnetto, y Vicentín (10°).

"En los últimos años fueron más los peces gordos que desaparecieron que los que surgieron", dice Eduardo Fracchia, del IAE (Universidad Austral). Aún así, hay tres que emergieron en esta década: Eskenazy, en petróleo; Marcelo Mindlin, en energía y transporte eléctrico, y Jorge Brito, en bancos.

De bajo perfil, Eskenazy está al frente de Petersen, el consorcio creado en torno de una firma constructora y de ingeniería especializada en obras públicas, que se alzó con 14,9% de YPF (con opción a 10% más). "La compra de acciones se hizo con dividendos anticipados de la propia empresa", dice un analista de Bolsa que no quiere ser mencionado.

Mindlin tuvo una expansión vertiginosa. En siete años, su empresa Pampa se convirtió en actor principal en el complejo mundo de la energía. Hoy tiene cinco centrales generadoras (dos hidroeléctricas y térmicas), el 50% de las acciones de Transener, la principal transportadora de energía del país, y varias distribuidora s, entre ellas Edenor, son parte del grupo.

"Se benefició mucho con las tarifas congeladas y la presión que el Gobierno sobre las eléctricas extranjeras", dice la fuente. "Accedió a precios que, en el caso de poner la empresa desde cero, le hubiera costado ocho veces más", agrega otro analista bursátil, que también elige el anonimato.

Hoy presidente de Macro (14° en este ranking) y de Adeba, Jorge Brito, fundó Anglia en 1976, con US$ 5000 de su cuñado -y socio- y otros 5000 que le había prestado su madre. En 1978 había sumado su primer millón de dólares. En 1986 compró Macro. Creció en los 90 con la privatización de bancos provinciales y en esta década adquirió Bansud, Bisel, Suquía y parte del Scotia. "El modelo kirchnerista es muy favorable a los bancos", dice el analista. "De todos modos, Brito se manejó muy bien", agrega.

Fuerte en los noventa, el millonario Perez Companc se desprendió de varias firmas y hoy sólo descolla con Molinos Río de La Pata. "Nuestras inversiones de capital en 2006/2009 llegaron a $ 508 millones", informaron desde esta alimenticia. "Esto permitió alcanzar una facturación anual de $ 10.500 millones", agregaron. Junto con AGD y Vicentin se beneficia también de las retenciones, que hacen que el precio interno de su materia prima sea más bajo.

Herrera de Noble y Magnetto vivieron un antes y un después de su enfrentamiento con el Gobierno. Según detalla un hombre de la Bolsa, se necesitan 2,79 años de generación de caja para pagar el valor de la compañía, mientras que antes de la pelea con el Gobierno esa ratio era de 7,34 (al 31 de diciembre de 2007).

"Los que hicieron una diferencia grande fueron los que recurrieron a la financiación de Bolsa", opina la fuente. Situado en el puesto 18°, Roggio fue uno de ellos. "Más allá de la cercanía o no con el Gobierno, la gran estrategia que aplicó fue salir a vender acciones a US$ 10 en 2001 y luego recomprarlas a 3,10. A los tres años presentó ganancias por acción a $ 16", concluye el hombre.

Gregorio Pérez Companc
Dueño de Molinos Río de La Plata
Es uno de los dos casos de empresarios argentinos que figura en la lista de millonarios que publica la revista Forbes. Con una fortuna valuada en US$ 1400 millones, aparece 879 en el ranking. Vendió varias empresas en la última década.

Alejandro Bulgheroni
Presidente de Pan American Energy
Junto con su hermano, Carlos, está también en la lista de millonarios de Forbes, donde aparecen en el puesto 200, con US$ 5100 millones. En 2010 pasó a controlar Pan American, junto con la china Cnooc. Este año juntas se hicieron de Esso.

Gerardo Werthein
Director de Telecom
Es una de la caras más visibles del Grupo Werthein. Además de ser socios minoritarios de Telecom Argentina, la familia controla el grupo asegurador La Caja. Tienen fuertes inversiones agropecuarias y son dueños de varias cabañas.

Eduardo Escasany
Dueño de Banco Galicia
Empresario influyente entre sus pares, se vio beneficiado por una política económica que elevó las ganancias de los bancos. El reporte trimestral presentado en diciembre de 2010 dio un resultado positivo de $ 197,8 millones.

Luis Pagani
Presidente de Arcor
En 2010 dejó su cargo de CEO de Arcor para dedicarse a las relaciones institucionales del grupo. Su empresa es símbolo de la internacionalización de una firma argentina y sus golosinas se encuentran en todo el mundo. Para muchos, su padre, Fulvio, fue el que cimentó el éxito de la compañía.

Paolo Rocca
Ceo de Techint
Su grupo es puesto como ejemplo de multinacional, por lo que ha hecho en tubos petroleros. Techint factura a nivel global US$ 18.000 millones y tiene 51.000 empleados (20.000 en la Argentina). El grupo mantiene una polémica con el Gobierno porque rechazó la designación de directores por la Anses.

Marcelo Mindlin
Ceo de Pampa Energía
En la década del 90, junto con Eduardo Elsztain, crearon IRSA, la desarrolladora inmobiliaria que hoy tiene una de las más grandes cadenas de shopping y el Banco Hipotecario, entre otros bienes. Luego creó el Grupo Dolphin, desde donde inició la expansión en el mercado energético.

Jorge Brito
Presidente de Banco Macro
Dos años después de fundar Anglia, embolsó su primer millón, en 1978, y en 1986 compró Macro. Señalado como kirchnerista, el presidente de la asociación de bancos privados locales Adeba creció en los 90 con la privatización de bancos provinciales y en los 2000 adquirió Bansud, Bisel, Suquía y parte del Scotiabank.