domingo, 26 de septiembre de 2010

Nestlé reajusta su estrategia en Europa

Para aumentar las ventas en las economías estresadas de Europa, Nestlé está por introducir algunas de las técnicas especiales de ventas y mercadotécnicas de presentación.
El grupo alimentario más importante del mundo apuntala su negocio en las debilitadas Grecia, España e Irlanda, mediante las innovaciones de mercadotecnia que se desarrollaron, en primer término, en países como Tailanda y Rusia, con el fin de que los consumidores menos pudientes se familiarizaran con las marcas.
En esas regiones, el grupo vende muchos de sus productos más conocidos, como Nescafé, en presentaciones más chicas o en paquetes de “recarga” más económicos. El objetivo es generar familiaridad y lealtad para con la marca entre un grupo de compradores más amplio que de las clases media y alta, que gozan de un buen pasar.
En la jerga de la industria se los conoce por el nombre de productos posicionados para segmentos populares (PPP); se los aplicó primero en Asia y en partes de América del Sur, pero ahora se los utiliza en Europa, porque a los consumidores les importan mucho más los cambios en el precio, según la opinión de Laurent Freixe, quien dirige Nestlé Europa.
“Si se toma el caso de España o el de Grecia, se advertirá que los consumidores se volvieron mucho más cautos por lo que respecta al precio. Es un reto para las marcas. Los PPP también sirven en los mercados de Europa occidental”, afirmó en una entrevista con el FT.
Destacó el caso de España, donde Nestlé cambió las presentaciones y las cantidades [de producto] para bajar los precios y retener la lealtad del cliente, aun cuando tuvieran menos para gastar.
Entre las medidas locales que Nestlé puso en práctica, está la venta de los productos Maggi cook in bags en bolsitas individuales por menos de u$s 1,31cada una, en vez de muchos paquetes. Los Maggi cook in bags son envoltorios de celofán para hacer asados en el horno, que lo protegen de los residuos del horno y viene con salsa y especias preempaquetadas. El concepto se desarrolló en Rusia.
“Tenemos un par de iniciativas buenas en España, que nos dieron resultado. No creo que muchos competidores estén creciendo en España”, sostuvo.
Entre otras iniciativas para combatir la recesión, está ajustar los productos y las presentaciones a medida de las necesidades concretas de los grupos objetivo, como los jóvenes, los jubilados o los inmigrantes.
FUENTE: cronista.com